jueves, 30 de junio de 2011

EL FMI Y LA UNION EUROPEA GANARON EL ROUND

Grecia: aprueban la segunda parte del plan de ajuste que exige la UE y el FMI

El Parlamento griego aprobó hoy la segunda ley del resistido plan de ajuste y la UE ya anunció que Atenas cumplió con las condiciones necesarias para el desbloqueo del crédito de 12.000 millones de euros que evitará que entre en bancarrota.
"Ahora se dan las condiciones para una decisión sobre el pago del próximo tramo de asistencia financiera para Grecia y para avances rápidos en el segundo plan de rescate", manifestó la UE en un comunicado publicado durante la votación en Atenas de la ley de aplicación del plan de ajuste.
La UE y el Fondo habían exigido que el Parlamento aprobara dos proyectos de ley, uno de austeridad y un segundo que detalla cómo será implementado el primero, antes de aprobar un préstamo por 12.000 millones de euros, parte de un paquete de rescate por 110.000 millones.
Las medidas de austeridad han enfrentado dura resistencia. Ayer hubo enfrentamientos entre manifestantes y policías que dejaron cientos de heridos.
El plan de ajuste que prevé ahorros por 28.400 millones de euros y recaudar 50.000 millones más en privatizaciones. A cambio recibirá en los próximos días el quinto tramo del plan de rescate trienal concedido el año pasado por la UE y el FMI. Dicho tramo asciende a 12.000 millones de euros y evitará que Atenas quiebre en julio.
La UE y el FMI prevén negociar luego un segundo plan de rescate, para que Atenas pueda seguir cumpliendo con sus vencimientos de deuda.

YEMEN SE ESCAPA DE LAS MANOS NORTEAMERICANAS

Estados Unidos se esfuerza por diseñar el régimen post-Saleh en Yemen
Por Niall Green
29 de junio 2011

Los violentos combates entre fuerzas gubernamentales y militantes de la oposición en el sur de Yemen sigue cobrando muchas vidas y obligan a miles de civiles a huir de la zona.
Las fuerzas armadas de Yemen, apoyadas por aviones militares estadounidenses y aviones no tripulados Predator, están librando una guerra contra los grupos rebeldes armados que han tomado el control de dos ciudades del sur y de Zinjibar Jaar mientras que el gobierno parece tener una autoridad limitada en las grandes ciudades de Aden y Taiz.
Si bien el foco del conflicto civil está en el sur de Yemen, hay continuas protestas contra el régimen en la capital, Sanaa, una gran parte de los cuales están en manos de las milicias tribales que se oponen al gobierno. Protestas similares contra el gobierno estallaron en Sanaa y en otras ciudades de Yemen en enero de este año, inspiradas en los acontecimientos revolucionarios de Túnez.
Hay una aguda escasez de combustible en la capital debido a un bloqueo por parte de los milicianos y la autoridad del régimen, que se basa en elementos de las fuerzas armadas y la policía, se limita a los complejos claves del gobierno. El conflicto entre el gobierno y varios grupos rivales ha dejado a Yemen con una aguda escasez de petróleo y la electricidad.
A pesar de la impopularidad profunda del régimen del presidente Ali Abdullah Saleh, que ha estado recibiendo tratamiento médico en la vecina Arabia Saudita desde que una explosión en el complejo presidencial en Sanaa lo dejó gravemente herido el 3 de junio, Washington sigue apoyando los esfuerzos del gobierno para mantener el control del país.
Washington ha justificado su participación en el conflicto civil en el Yemen afirmando que el país podría convertirse en un "refugio seguro" para Al Qaeda. Estados Unidos ha intensificado su apoyo militar al gobierno de Yemen desde la salida de Saleh a la capital saudí, Riad.
El régimen yemení, respaldado por Washington, atribuye a Al Qaeda el control de la mayor parte de la oposición en el sur del país. El lunes, la agencia estatal de noticias yemení, Saba, informó que las fuerzas armadas habían frustrado un complot de Al Qaeda para atacar los edificios del gobierno en Adén, el principal puerto del sur de la ciudad de Adén.
El nivel de participación real de Al Qaeda en las milicias anti-gubernamentales del sur de Yemen está claro, aunque en el sur hay muchos grupos con ideologías dispares y objetivos, que operan.
Así como hay varios grupos islámicos, la mayoría sin ningún vínculo establecido con Al Qaeda, hay muchas milicias tribales, así como un gran movimiento nacionalista secular secesionista con base en Adén. El gobierno de Estados Unidos ha reconocido que puede haber unos pocos cientos de combatientes de Al Qaeda en Yemen, un país de 24 millones de personas, donde las protestas de estudiantes y trabajadores regularmente se cuentan por centenares de miles de personas.
Washington ha apoyado a Saleh desde que llegó al poder en 1978, en lo que entonces era Yemen del Norte. Tanto en los Estados Unidos como sus aliados saudíes vieron a Saleh como un baluarte de sus intereses en el país. Con los masivos campos de petróleo saudita en el sur y las rutas marítimas y petroleras en el norte, Yemen ha sido apreciado como un estado de importancia estratégica.
Sólo cuando Saleh no pudo impedir las protestas y las disputas tribales su posición ante Washington y Riad se hizo insostenible y retiraron su apoyo al dictador para seguir apoyando a los restos de su régimen.
En los últimos dos meses, Estados Unidos y los saudíes han trabajado para diseñar un régimen post-Saleh que continúe sirviendo a sus intereses. El subsecretario norteamericano de Asuntos del Cercano Oriente Jeffrey Feltman, realizó una visita a Yemen y Arabia Saudita la semana pasada, durante la cual convocó a "una transición inmediata, pacífica y ordenada" del poder en Yemen.
Pocos días después del viaje de Feltman los portavoces de Saleh anunciaron que el presidente daría un discurso en cuestión de días sobre la situación política en Yemen. Se cree ampliamente que Saleh utilizará la oportunidad para anunciar los términos en los que planea retirarse de la presidencia, incluyendo las posibles fechas de las elecciones.
Washington ha estado trabajando durante meses para asegurarse de que la caída de Saleh no vaya a cambiar el carácter esencial del régimen en Yemen, especialmente en sus relaciones de larga data con el Pentágono y la CIA. Las Fuerzas Armadas de Yemen, el pilar del régimen de Saleh han recibido cientos de millones de dólares de ayuda de Washington en los últimos años, así como entrenamiento antiterrorista de las Fuerzas Especiales de Estados Unidos.
Hay personal de las fuerzas armadas norteamericanas que siguen incrustadas en las fuerzas armadas de Yemen, así como llevan a cabo una guerra civil en el país, y el Pentágono y lso aviones de la CIA están involucrados en misiones que se informa que están destinadas a asesinar a objetivos de Al Qaeda en el sur.
El embajador de Estados Unidos en Saná, Gerald Feierstein, ha estado en conversaciones con el régimen de Saleh y varios líderes de la oposición burguesa desde marzo sobre la posible formación de un gobierno interino de coalición. Feierstein ha mantenido estrechos contactos con los altos mandos de las fuerzas armadas de Yemen y el embajador de Estados Unidos se reunió el lunes con el Jefe del Estado Mayor Ahmed Ali al-Ashwal y el Brigadier Mujahid Ghashim, jefe de la inteligencia militar.
A pesar de los esfuerzos de Washington para improvisar un nuevo régimen flexible que suceda a Saleh, existe una profunda hostilidad entre la camarilla gobernante y el principal bloque de oposición burguesa, la Joint Meeting Parties (JMP). La semana pasada, un portavoz del Ministerio del Interior yemení acusó a la JMP de ataques terroristas contra oleoductos y centrales eléctricas.
Además, la JMP goza de muy poco apoyo entre la clase obrera y los jóvenes que se han manifestado en las calles de Sanaa desde hace meses. Estas protestas han reclamado no sólo la renuncia y el procesamiento del dictador y sus secuaces, sino puestos de trabajo, derechos sociales y una distribución más justa de la riqueza nacional. Para los manifestantes, en gran parte jóvenes, la esclerótica "oposición" de nasseristas, pseudo-socialistas, miembros del partido Baath e islamistas, no tiene convocatoria.
La mayor parte de la dirección de la JMP ha colaborado con Saleh durante años, incluso lo alababan como un "reformador". Ante las demandas del régimen que se ponga fin a las manifestaciones, la dirección del JMP ha declarado repetidas veces que esta no es una tarea que sean capaces de llevar a cabo.
Estados Unidos no tendría ningún reparo en patrocinar a un régimen militar en Yemen, como lo hizo en Egipto tras el derrocamiento de Hosni Mubarak, en caso de que sea imposible formar un gobierno nominalmente civil. Sin embargo, incluso si el régimen de Saleh y la JMP pudieran formar una coalición, el ejército, apoyado por Estados Unidos seguirá siendo el poder detrás del trono.
Cualquier régimen nacido con Washington actuando de como comadrona y con el bombardeo del país por aviones norteamericanos, será igual de antidemocrático y hostil a las aspiraciones sociales de las masas como el de Saleh.

miércoles, 29 de junio de 2011

CUANTO MÁS FUERTE SE MUESTRA, MÁS DÉBIL ESTÁ (15)

Economía y geopolítica en Estados Unidos, 2011
Raúl Fernández, Daniel Whitesell y Gilbert González
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=131301

La economía norteamericana enfrenta graves dificultades para salir de la llamada Gran Recesión, independientemente de lo que digan las estadísticas oficiales. Según dichas estadísticas, la economía viene creciendo durante los últimos seis meses. Pero la tasa de crecimiento ha sido mínima y el nivel de desempleo, que se encuentra por encima del 9%, se ha mantenido por el más largo periodo en varias décadas.
Hay algunas mejoras en aspectos del sector vivienda y construcción, pero los espasmos en la explosión de la burbuja en ese sector no llegan a su término; continúa alto el número de propietarios que pierden sus casas por morosidad en los pagos y la industria de la construcción crece a cuentagotas. Enero también representó el undécimo mes consecutivo en que los embargos de hipoteca pasaron de 300.000. Los últimos datos indican que el porcentaje de hipotecas morosas ha venido cayendo, lo que sugiere que la tasa de pérdidas de viviendas por esa razón está disminuyendo y la crisis tocando fondo.
Como resultado, los precios promedio de las viviendas en venta han declinado, lo que ha llevado a un incremento en la compra de casas. Sin embargo, la construcción de nuevas casas no despega: se encuentra a un nivel menor que a principios de 2010 y apenas llega a una tercera parte de lo que había a principios de 2007.

“Free Trade” como salida de la crisis económica
El crecimiento, paralelo a un gran desempleo, está relacionado con la práctica de las grandes corporaciones de trasladar sus operaciones a otros países en busca de los salarios y costos de producción más baratos que se puedan conseguir.
Recientemente las exportaciones de EEUU han subido, pero han aumentado más las importaciones como consecuencia del desplazamiento de la producción de manufacturas hacia países con condiciones laborales precarias. La “carrera hacia el fondo” sigue siendo la principal característica de las inversiones de las multinacionales, lo que impacta negativamente el empleo doméstico.
Un ejemplo de la correlación negativa entre empleo doméstico/actividades de las multinacionales es el efecto que puede tener el TLC con Corea sobre el empleo en EEUU. La Comisión Internacional de Comercio del gobierno de Estados Unidos estima que el tratado resultaría en la creación, debido a las exportaciones, de unos 70.000 empleos. Claro que algunos de esos empleos ya existen; el tratado simplemente desviaría el destino final de las exportaciones. Cuando la misma agencia del gobierno americano estima el resultado global de dicho tratado, llega a la conclusión de que significará un aumento en el déficit comercial de EEUU. Esto se traducirá, según cálculos del Instituto de Política Económica, en una pérdida de 159.000 empleos estadounidenses en los próximos siete años. La misma agencia oficial establece que el empleo y los sectores más afectados serán los de mayor remuneración, los de alta tecnología y los de autopartes.
La meta que se ha propuesto Obama de promover el crecimiento económico mediante la promoción de las exportaciones se contradice con lo expuesto anteriormente. Los tratados de libre comercio han perdido popularidad en el electorado de EEUU. El gobierno de Obama se encuentra entre la espada y la pared. El ala más liberal de los Demócratas y las derechas de los Republicanos, o sea el Tea Party, están decididamente en contra de dichos tratados, los cuales perciben como contraproducentes con respecto al nivel de empleo y/o un asalto a la soberanía nacional. Resultados de encuestas publicadas hacia finales de 2010 indican que un 69% de los ciudadanos piensan que los tratados de libre comercio han significado pérdidas de empleos.
Desde su primer discurso al Congreso en enero de 2010, Obama se ha comprometido con duplicar el volumen de exportaciones en los próximos cinco años. Con ese fin inauguró en marzo de 2010 la National Export Initiative para coordinar los esfuerzos del gobierno federal en la promoción de exportaciones. La National Export Initiative se constituyó como una subagencia dentro de la International Trade Administration (ITA), organismo que emplea 2.500 funcionarios activos en 78 países y que están dedicados a eliminar “barreras comerciales”. Las de otros países, se sobreentiende. En 2011 la ITA empleará 300 nuevos “expertos” que se dedicarán a impulsar las exportaciones, a través de tratados de “libre comercio”, si es conveniente, o como sea.
El mismo Obama anda con pies de plomo en el sentido de no apoyar tanto dichos tratados, a menos que sean claramente efectivos en aumentar exportaciones, que dificulten o no permitan acceso al mercado de EEUU y también porque teme perder el apoyo de sindicatos, apoyo que necesitaría para sobrevivir las elecciones de 2012.
Una tendencia hacia el proteccionismo se hace fuerte en la medida que los gobiernos tratan de resolver la crisis económica protegiendo a sus productores locales, lo que conlleva que el modelo “free trade” de los TLC pierda su lustre.
A pesar de declaraciones de rigor a favor del libre comercio, la Ronda de Doha se encuentra efectivamente congelada sin que el gobierno estadounidense diga ni pío sobre la continuación de dicha ronda.
Por el contrario el gobierno de Obama, luego que Washington consiguió varios tratados bilaterales con América Latina –después del fracaso en lograr el ALCA a nivel continental, busca ahora un bloque comercial en la cuenca del Pacífico, el Transpacific, al que se refieren como un “Doha Plus” y “una nueva modalidad de tratados”. Supuestamente este bloque no sólo le ayudaría a desarrollar sus exportaciones, sino geopolíticamente para detener el avance comercial de China en la cuenca del Pacífico. Mientras tanto, la OMC ni siquiera es mencionada por el gobierno de Obama.

“Guerra” de divisas e inestabilidad global
El debate continúa con respecto a las divisas entre los países con superávit comercial y aquellos que tienen déficit, o sea entre China, Alemania y EEUU. La reunión del G-20 en febrero terminó con un rotundo fracaso. Supuestamente se reunían para ponerse de acuerdo en una serie de indicadores que debían controlarse para así evitar una recaída en la crisis económica global.
El meollo de toda la discusión era el intento por parte de Estados Unidos de imponer un techo numérico a los superávits, tras lo cual el país responsable (léase China) debía adecuar su tasa de cambio para disminuir el superávit. China bloqueó dicha propuesta, señal de la impotencia gringa para imponer su voluntad en ese grupo de países. Terminaron con un acuerdo completamente superficial, con indicadores que no significan nada (como niveles de ahorro y deuda interna, o niveles de comercio internacional de cuenta corriente donde no entran en consideración pagos de intereses a la deuda), a los que no se les asignó un valor numérico que demuestre si son o no indicadores de alguna falla, y mucho menos mecanismos de regulación y control. Más que un grupo de países que sirven como dirigentes de la economía mundial, el G-20 es un grupo donde se están poniendo de acuerdo para estar en desacuerdo, y donde el papel de Estados Unidos dista mucho de ser hegemónico. El gran déficit comercial estadounidense pone en peligro la permanencia del dólar como divisa global y amenaza con desencadenar una verdadera “guerra” de divisas. Aquí también entra en juego la competencia por utilizar las exportaciones como vía para resolver la crisis.
La lenta recuperación económica global se caracteriza también por una gran inestabilidad. El anémico crecimiento está en peligro debido al alza en los precios de combustibles, materias primas y alimentos, en particular granos como el trigo y el maíz, lo que puede detener el crecimiento económico y generar situaciones sociales explosivas en diversos países, tal como sucediera hace pocos años. El precio de cereales básicos como el trigo, el maíz y el arroz subió 26% entre junio y noviembre, casi alcanzando los niveles existentes en el momento de la crisis alimentaria global de 2008. En la India se están llevando a cabo protestas contra un aumento del 18% en el precio de la comida en el último año. La crisis en el Medio Oriente ha disparado los precios del petróleo ya a más de 100 dólares el barril; y el ligero crecimiento del sector de manufacturas a nivel global ha disparado igualmente los precios del cobre, insumo de muchos usos en procesos industriales.

Crisis política en el Medio Oriente
En las discusiones políticas en Washington, los sucesos actuales en el Medio Oriente han tomado relevancia sobre otros asuntos como los TLC. Dicha región es fundamental para mantener el control hegemónico del planeta que persigue EEUU. Allí se encuentra el petróleo del que se nutren las grandes “hermanas” petroleras gringas, importante fuente energética de Japón, de países de Europa y del mismo EEUU. Igualmente allí se ubican todo tipo de bases militares de aire, mar y tierra que controlan regiones enteras y vías marítimas estratégicas. De ponerse en peligro los suministros de petróleo de esa zona, Estados Unidos tendría que ocuparse más de sus relaciones con productores de petróleo más cercanos como Venezuela y Ecuador, con los cuales ha mantenido relaciones hostiles.
La situación en el Medio Oriente no es fácilmente controlable y bien puede convertirse en debacle externa para las elecciones en EEUU de 2012. Estamos en presencia de un movimiento de masas en contra de regímenes títeres de Estados Unidos como Túnez, Egipto y Bahrein. Libia le sirve un poco de coartada a la Casa Blanca dado su antiguo antagonismo con el líder libio, permitiéndole ocultar el generalizado sentimiento antinorteamericano en la región y la actuación de gobiernos salvajemente despóticos como el de Bahrein. Pero nuevamente pone al desnudo el cinismo de los imperios, teniendo en cuenta las buenas relaciones económicas que establecieron con Muamar al Gaddafi en los últimos años. El caso libio es diciente en otro sentido, puesto que Estados Unidos –la supuesta superpotencia– se ha visto obligada a observar la crisis desde un segundo plano, dejando la iniciativa a países europeos como Italia, Inglaterra y España, que dependen sustancialmente del petróleo libio y de sus jugosas inversiones en ese país.
El gobierno de Obama apaga fuegos por doquier, al tiempo que trata de encender sus propios fuegos en países no afines como Irán y que se esfuerza por convencer a la opinión pública norteamericana que la situación del Medio Oriente es un movimiento muy amplio, y no principalmente una explosión contra los corruptos y dictatoriales gobiernos apuntalados por Estados Unidos, que han impuesto el modelo neoliberal del Consenso de Washington en sus países, llevando a sus poblaciones hacia la extrema pobreza al tiempo que reprimían movimientos laborales y sociales. Las declaraciones públicas del gobierno de Israel son las que mejor revelan el significado de este gran movimiento social en el Medio Oriente. EEUU, y sus aliados, se enfrentan a una amenaza directa y fatal contra su posición económica y estratégica en el mundo. Manipular una “transición democrática” no puede ser más que una táctica superficial, o sea garantizar algunas que otras elecciones más o menos controladas, que no satisfarán las demandas de amplias masas en la región; pero sí lograrán que se empeore la imagen de Estados Unidos y su poder de coacción. Igual de probable entonces es que una hecatombe internacional en el Medio Oriente, una obvia debilitación del imperio, se compagine con el desastre interno de los Demócratas, llegadas las elecciones de EEUU en noviembre de 2012.
Los líderes Republicanos en su mayoría han apoyado la conducta del gobierno hacia las manifestaciones en países de esa región, hablando “con una sola voz”, la voz del imperio. En épocas pasadas un llamado a recurrir a una “mano dura”, a una salida militar, se hubiese esperado por parte de los Republicanos. Pero dado el hecho que EEUU se encuentra comprometido en dos guerras poco populares y al parecer sin fin en Irak y Afganistán, resultaría muy impolítico proponer otra guerra en este momento. Lo que muestra que los Republicanos no tienen una propuesta alternativa, señal de que EEUU se ve con las manos atadas ante la situación.

Elecciones 2012, economía interna y geopolítica
Frente a los desafíos internos y externos las posibilidades de una reelección de Obama se ha convertido en tema favorito de discusiones políticas en Estados Unidos. Las posibilidades de reelegirse dependerán principalmente de dos factores: 1) Si para noviembre de 2012 el gobierno ha logrado disminuir el nivel de desempleo y Obama obtenido popularidad por su manejo de la economía. 2) Si para esa fecha el gobierno ha tenido éxito en manipular eventos en el Medio Oriente, logrando proteger sus intereses imperiales en la región. Y como factor secundario, 3) si los Republicanos son capaces de resolver todas sus divisiones internas y pueden proponer un candidato efectivo para oponerse a Obama.
La situación se parece y se diferencia de la contienda entre Reagan y Carter de hace 30 años. En aquel entonces un candidato de una oposición unificada, un tipo carismático y afable, desafiaba a un presidente Carter herido por la crisis de los rehenes en Irán y desafiado internamente en elecciones primarias por el senador Ted Kennedy, con un Partido Demócrata dividido.
Hoy día el carismático es el Presidente, su partido no tiene grandes divisiones; los divididos, y sin candidato, son los Republicanos. Pero todo su carisma será insuficiente si no resuelve la crisis del desempleo y la explosión del Medio Oriente no es resuelta de forma satisfactoria para el imperio.
De continuar la tendencia actual, la economía se precipitará en los próximos meses hacia una crisis en verdad profunda y prolongada. El anémico crecimiento que ha tenido lugar se debe a las mínimas políticas de estímulo fiscales puestas en vigor por el gobierno de Obama; combinadas dichas políticas con un crecimiento en las exportaciones (debido en gran parte a que China sí introdujo un gigantesco paquete de estímulos fiscales en su nación) pero no del empleo.
Pero el estímulo fiscal en EEUU fue muy modesto y tímido. Desde un principio Obama optó por desatender lo que le recomendaban sus consejeros mejor informados sobre la magnitud de la crisis en términos de merma en el producto bruto nacional y desempleo. Su consejera Christina Romer, experta en la historia de los años treinta, aconsejaba un estímulo de US $1,3 trillones (o sea, US $1 billón trescientos mil millones) para sacar a la economía de la recesión.
Obama, en su esfuerzo por hacer concesiones, se transó por un paquete que ascendía a poco más de la mitad de esa cantidad, la mayor parte del cual asumió la forma de rebajas impositivas para el sector más rico del país, y sólo una tercera mparte fue dedicada a gasto público directo. No se incluyeron grandes planes de construcción ni proyectos de infraestructura. No se diseñaron programas de ayuda para trabajadores de bajos salarios o para la masa pobre del país. Si se tiene en cuenta que los Estados y municipios estadounidenses por leyes constitucionales no pueden tener déficit fiscales, o si los tienen deben ser muy limitados, y que por lo tanto han hecho recortes presupuestales durante los últimos tres años que han significado un aumento del desempleo, tenemos como resultado que el empleo estatal en su totalidad –sumando el empleo federal, estatal y municipal– ha disminuido en más de 300.000 empleos. La economía no ha sido estimulada por el gobierno. Al contrario, Obama desperdició una oportunidad de utilizar su capital político, y su raquítico programa no fue lo suficientemente efectivo. Ahora carece de esa herramienta.
Con los Republicanos en control del Congreso, la ideología de recortar el papel del gobierno en materia de políticas sociales se ha impuesto. Las clases trabajadoras y medias sufrirán duros recortes en salarios, prestaciones y empleo. El nivel de demanda agregada se desplomará. Es posible que el poco crecimiento que se ha venido dando llegue a su fin antes de fin de año y que el desempleo se dispare. La tendencia hacia una nueva crisis se acentúa debido a recortes presupuestales a niveles estatales y locales por todo el país.
La situación se asemeja a la del período 1936-37. Después de algunos años de lenta recuperación económica, el presidente Roosevelt optó por recortar gastos públicos y balancear el presupuesto. El resultado fue que la economía cayó en un hoyo del que sólo la Segunda Guerra Mundial la sacó. La manera en que las guerras y los gastos bélicos apuntalan la economía de EEUU ha sido una constante durante los últimos 70 años. La Guerra Fría mantuvo los gastos militares a todo vapor entre 1945 y 1990. En la época más reciente, los enormes gastos militares en la Guerra de Irak ya fueran gastos directos del Departamento de Defensa o jugosos contratos de miles de millones de dólares a empresas privadas, proveyendo una potente inyección económica a la economía norteamericana a partir de 2003. Por lo tanto, es lógico pensar que una salida militar puede ser una forma de retroalimentar la economía en un futuro no muy lejano.
Roosevelt era un “patricio”, miembro de la gran oligarquía rica, ex Secretario de la Marina, consciente del papel de Estados Unidos como potencia imperialista. Debido a su origen y condiciones de clase, se había atrevido, y se atrevió otra vez a finales de esa década, a poner en práctica políticas masivas de estímulo fiscal con el propósito de salvaguardar el sistema económico.
Obama no es un potentado como Roosevelt, con orígenes y condiciones mucho más modestos. Ha negociado su éxito político con base en ser supremamente cauteloso en los hechos, si bien muy inspirado en sus discursos. El color de su piel, en un país de vieja alcurnia racista, lo hace aún más propenso a “caminar suavemente” sin el consabido “gran garrote”. Ha procurado asegurar su puesto apoyando decididamente los intereses del gran capital financiero, el complejo militar-industrial y el statu quo por encima de cualquier otro interés personal que pueda tener. Por lo tanto, es poco probable que se oponga de manera efectiva a la tendencia de recortar los estímulos fiscales y al papel del gobierno en políticas de alcance social, por lo cual la economía puede ser un verdadero descalabro para noviembre de 2012. Su única salvación en lo interno es que su carismática personalidad reciba ayuda por parte del ascenso de un fuerte movimiento social en contra de las políticas antisociales, cosa que no se vislumbra en este momento para los próximos 18 cruciales meses previos a las elecciones.

Conclusión
Externamente Estados Unidos está involucrado en dos guerras desgastadoras y su debilidad es manifiesta ante los hechos del Medio Oriente y sus relaciones económicas con China. Internamente la economía se encuentra al borde de un precipicio. Los desastres internos y externos hacen muy probable una victoria
Republicana en 2012. Antes y después de dichos comicios se observará la intensificación de medidas antidemocráticas en el ámbito doméstico, con ataques contra los pobres, los trabajadores y los inmigrantes, todos los cuales serán acusados de ser los causantes –de alguna manera u otra– de la crisis. Y en el sector externo se adoptarán medidas ultramilitares como única herramienta para preservar el gigante con pies de barro en el que está a punto de convertirse el imperio norteamericano.

Raúl Fernández y Gilbert Gonzáles son profesores de la Universidad de California, Daniel Whitsell lo es de la Universidad Comunitaria de California.


SEGUNDO DIA DE HUELGA GENERAL EN GRECIA

Hoy segunda jornada de Huelga General
Ahora en Grecia, el objetivo es bloquear el acceso al Parlamento
Ilias Ziogas

En la primera jornada de las 48 horas de huelga general, las movilizaciones se han mantenido a pesar del hostigamiento policial. Ahora, el objetivo se centra en conseguir bloquear en la mañana del 29 de junio la entrada al parlamento de los diputados y aprueben el segundo rescate financiero a Grecia.
El 28 de junio, primer dia de la huelga general de 48 horas en Grecia, los manifestantes empezaron a congregarse en la plaza de la Constitución (Syntagma) desde temprano por la mañana. A los miles de "indignados" se sumaron a la mediodía las marchas de los sindicatos, llenando la plaza. El clima se ha mantenido festivo y pacifico hasta las 13.30h, cuando empezaron fuertes enfrentamientos entre cientos de jóvenes encapuchados y la policía antidisturbios.
Los alrededores de la plaza pronto se convirtieron en campos de batalla, al mismo tiempo que miles de manifestantes mantuvieron la plaza, a pesar de las grandes cantidades de gases lagrimogenos que estaba disparando la policía. Por una hora, las fuerzas de la policía no podría ni siquiera acercar a la plaza, debido a la gran determinación de los manifestantes, que a veces les obligaron a retroceder por cientos de metros. Sin embargo, cerca a las 14.30h, con una operación masiva, la policía logró rodear la gente en la plaza. Durante tres horas más, intentaron evacuar la plaza, usando enormes cantidades de sustancias químicas, y ataques directas contra los manifestantes.
A pesar de esta situación, que parecía como una guerra química, con decenas de personas heridas por el ataque policial, nadie se fue. En los momentos más difíciles, cientos de manifestantes con las manos arriba, bloquearon a los antidisturbios de manera pacífica, obligandoles a retroceder. Los bloques de los sindicatos de base se metieron también en la batalla por la plaza, ofrecieron refugio a la gente no organizada, y a veces atacando en masa los antidisturbios. Los trabajadores del metro ateniense mantuvieron la estación de Syntagma abierto todo el tiempo, convirtiendo una sala de exposiciones a un pequeño hospital.

Las movilizaciones continúan
A las 17.30h, miles de manifestantes con las manos arriba, y gritando "fuera, fuera" acercaron a las fuerzas de la policía. Esta estrategia consiguió frenar a los ataques policiales, y muy pronto la situación se calmó totalmente. Miles de manifestantes empezaron a limpiar la plaza de las sustancias químicas, una botellita de agua cada vez. Desde entonces, decenas de miles más atenienses han hundido la plaza, donde también toma lugar un concierto con decenas de artistas solidarios, que durará hasta la madrugada.
Para hoy 29 de junio, se ha organizado un bloqueo total del Parlamento, desde las 8.00 por la mañana. El objetivo es impedir a los diputados entrar en el edificio, para que ni siquiera participen en la votación de las nuevas medidas de austeridad brutales y las privatizaciones masivas que se prevén en el "rescate no 2" que impone la troika de la UE, el FMI y la BCE.

martes, 28 de junio de 2011

SE ACABÓ EL MILAGRO CHINO

Beijing resta importancia a su problema de deuda
27 de junio 2011 | 2108 GMT

Resumen
La Oficina de la Auditoría Nacional de China ha completado una revisión del alcance de la deuda del gobierno local. El informe está politizado y hay conflictos con un informe similar publicado por el Banco Popular de China que revela algunas de las prácticas de riesgo financiero del país. También pone en duda la capacidad de Beijing para gestionar su deuda.

Análisis
La Oficina de la Auditoría Nacional de China (NAO) ha completado una revisión largamente esperada de la deuda del gobierno local y la presentó a la Asamblea Popular Nacional, informó Xinhua el 27 de junio. El informe afirma que la deuda total del gobierno local ascendió a 10.700 billones de yuanes (1.7 billones de dólares) a finales de 2010. Esta suma se aproxima a la estimación de 10 billones de yuanes que se filtró a finales de mayo. La deuda total de 10.700 billones de yuanes de la NAO es menor que los 14.400 billones de yuanes calculados por el Banco Popular de China (BPC) a principios de junio. El Banco Popular de China afirmó que su estimación cubre sólo los "vehículos locales de financiamiento del gobierno" o LGFVs, que se crearon para manejar los proyectos de inversión de los gobiernos locales, los que con pocas excepciones tienen prohibido por ley incurrir en déficit y emisión de bonos.
El informe de la NAO está, evidentemente, politizado y se ha utilizado para argumentar que el problema de la deuda pública local no es tan malo como muchos habían supuesto, de hecho el informe resta importancia al problema de la deuda pública de los gobiernos locales. Sin embargo el informe proporciona una visión sistémica de las prácticas de riesgo en China y pone en duda el supuesto de que China puede manejar su deuda.


El informe de la NAO
La investigación de la NAO, lanzada por el primer ministro Wen Jiabao en marzo de 2011, fue un intento muy esperado por el gobierno central de China para obtener una medición fiable de la magnitud del problema de la deuda pública local. El gobierno reclama cubrir un rango más amplio de las deudas gubernamentales locales que el Banco Popular de China, relacionadas con varios tipos de organismos y entidades, además de los LFGVs (aunque no estudia por qué muchos LFGVs y el Banco Popular de China reclaman ser encuestados). La NAO estima la deuda específica de los LGFV en alrededor de 5 billones de yuanes, mucho menos que la estimación del Banco Popular de China. La estimación de la NAO colocaría la deuda total del gobierno local en un 27% del PIB, mientras que la estimación del Banco Popular de China para los LGFVs pondría esa deuda en torno al 35% del PIB.
Si la estimación de la NAO para la deuda no LGFV (5.7 billones de dólares) se combina con la estimación del Banco Popular de China para la deuda LFGV (14.4 billones de dólares) el importe total de la deuda es de alrededor de 20 billones de yuanes, o 50% del PIB para el total estimado de las deudas públicas locales, de acuerdo con Victor Shih, una autoridad en temas de deuda local en China. Cuando se combina con la deuda del gobierno central, que está en torno al 20% del PIB, la deuda pública bruta del país estaría cerca de un 70% del PIB, por lo que sus finanzas públicas parecen estar mucho peor de lo que los anuncios oficiales indican. Aunque esta cantidad todavía no alcanza los altos niveles de deuda que se observan en algunos países desarrollados afectados por la crisis, sería superior al total de deuda que China ha permitido hasta ahora. Más importante aún, este momento de transparencia revela mucho acerca de lo queda opaco de los pasivos públicos de China, y también revela que la deuda está creciendo rápidamente en la economía, impulsada por la inversión.
No es de extrañar que el informe de la NAO se diferencie del informe de Banco Popular de China y de otros informes, estimaciones y filtraciones. Hay un intenso debate que tiene lugar en Beijing sobre el tamaño del problema de la deuda y las formas de gestionarla, mientras el Ministerio de Hacienda propone un plan de rescate de 3-4 billones de yuanes, pendiente de aprobación, que sugiere que una gran parte de la deuda de los gobiernos locales podrían volverse problemáticas. En particular, la NAO no proporciona una estimación de cuánto de la deuda de 10.720 billones de yuanes de los gobiernos locales está en problemas. Las estimaciones anteriores sugerían que el 20-30% podría estar en mala situación, una estimación basada en la suposición china de que un 35% de la deuda problemática está relacionada con la ronda de rescates de los bancos estatales en los años 1990 y 2000. Sin embargo, el hecho de que los informes oficiales del gobierno difieren no sólo sobre el importe total de la deuda, sino también en qué organizaciones son responsables y en qué medida, sugiere un grave riesgo financiero sistémico.
Por otra parte el informe de la NAO da una idea sobre la situación más allá del tamaño de la deuda y lo que revela es bastante sombrío. Esto es debido a que refuerza la idea de que los gobiernos locales devengan deuda con mucha rapidez. Se estima el crecimiento de la deuda local en un 49% en 2009 y un 19% en 2010, cercano a las estimaciones previas del Banco Popular de China. También refuerza la idea de que los LGFVs reciben préstamos sin garantías suficientes y que han utilizado los fondos prestados para especular en acciones y propiedades. Por otra parte utilizan el nuevo crédito para pagar viejas deudas, ya que un 5% de los LGFVs informó que lo ha hecho aunque no se especifica el valor de los créditos afectados. Como resultado hay un riesgo de crédito muy extendido y rápidamente construido, con parámetros mal definidos, con confusión respecto a la responsabilidad (el informe de la NAO dice que los gobiernos locales sólo son directamente responsables por el 63% de la deuda, aunque de manera indirecta son responsables del total), y la práctica de los bancos estatales que emiten préstamos siempre disponibles. Esta práctica de rodar sin fin sobre la deuda era característica de Japón y de otros sistemas financieros de Asia antes de sufrir las crisis financieras en la década de 1990. Y esto no es más que el relato "oficial" de la situación, por lo tanto es probable que se escondan factores que se consideran perjudiciales para la estabilidad del país si fueran difundidos ampliamente.
El rescate en curso y los debates sobre la emisión de bonos en los círculos de liderazgo sugieren que todavía no existe la sensación de que la deuda de los gobiernos locales haya llegado a una crisis. El Banco Popular de China afirma que el 50% de la deuda no se debe cancelar hasta 2014-15, mientras que la NAO afirma el 70% de la deuda no es exigible hasta 2014-15. Y de acuerdo con la NAO parte de la deuda LGFV no se está pagando a tiempo, pero hasta ahora sólo hay una mora de 8 millones de yuanes.


Gestión de la deuda
El efecto neto de estos variados informes es que China está sentada en un stock masivo de deuda que asciende a alrededor del 27-50% del PIB que ha contraído en su mayoría en los últimos dos años. Esta rápida acumulación de deuda ha sido difícil de controlar en 2011, con los intentos del gobierno para frenar los préstamos bancarios a las empresas líderes y de los bancos para evadir el control de préstamos a través de canales por fuera de los bancos. El total de créditos nuevos (financiación social total) en 2011 es probable que sea igual al total de 2010, cerca de 14 billones de yuanes. En otras palabras la acumulación es continua así como el ocultamiento del problema.
Las autoridades chinas parecen estar cerca de autorizar una mayor emisión de deuda pública local, permitida como parte de un programa de prueba en los últimos años para proporcionar a los gobiernos un medio más fiable y transparente de financiación de sus gastos. Esto aliviaría la presión financiera sobre los gobiernos locales que los han llevado a funcionar en zonas grises, como la creación de vehículos financieros y disfrazar la deuda. Sin embargo esta medida también tiene sus propias amenazas al control central. Una mayor amplitud de derechos de emisión local de bonos del gobierno es mejor que se habilite sólo después de limpiar de sus cuentas la deuda perjudicial para hacer que sus bonos sean más atractivos para los inversores, de acuerdo a los lineamientos que se rumorean del plan del Ministerio de Finanzas. La propuesta de un plan de rescate masivo de la deuda del gobierno local se encuentra en carpeta, pero no es de aplicación inmediata. El sistema financiero del país y los planificadores económicos deben hacer frente a estos desafíos y a la enorme deuda del rescate, más aún cuando está en marcha una transición de liderazgo.
Se ha dicho que el rápido crecimiento de China hace que esta deuda sea manejable, pero esta suposición es incorrecta. Aunque China ha mantenido un promedio de crecimiento del 10% por año durante 30 años, y una corrección está llegando más temprano que tarde, hay signos preocupantes en el punto del sector de exportación por el hecho de que el modelo económico actual está por expirar. China podría ser capaz de retrasar los pagos de la deuda, remodelar las entidades gubernamentales y rescatar a las entidades en deuda por un período de tiempo pero en última instancia la carga financiera sobre el sistema retrasará aún más el proceso de creación de riqueza de los hogares y el aumento del consumo doméstico. El resultado será que se alejará el reequilibrio de la economía y las tasas de crecimiento caerán.

SIGUEN LOS PROBLEMAS EN CHINA

La policía reprime huelgas en China
Por John Chan
27 de junio 2011

Las autoridades enviaron a la policía para poner fin a dos importantes huelgas de los trabajadores en la provincia sureña china de Guangdong la semana pasada. Lejos de ganar concesiones en los salarios y las condiciones, el resultado de los ataques indica que el régimen de Pekín no puede tolerar ninguna acción industrial que pueda encender las luchas, como sucedió con olas huelgas de la automotriz Honda hace un año.
La ofensiva se produjo apenas dos semanas después de que trabajadores migrantes de la confección en Zengcheng, capital de la provincia de Guangzhou, habían protagonizado varios días de protestas, rompiendo los edificios del gobierno y enfrentándose con la policía, contra la violencia policial, la discriminación oficial y el alza de los precios.
Una huelga de cuatro días de 4.000 trabajadores de una fábrica de bolsos de propiedad surcoreana en Panyu, distrito de Guangzhou, terminó la semana pasada cuando la policía detuvo a seis trabajadores. Las trabajadoras migrantes de las provincias del interior representan el 80% de la fuerza laboral de Simone Ltd., una empresa que abastece a marcas internacionales de alta gama, como Michael Kors, DKNY, Burberry y Kate Spade.
La sede en Hong Kong del South China Morning Post informó que los trabajadores en la planta de la empresa Hualong pararon el pasado lunes, exigiendo mejores salarios y el fin de los abusos en la gestión. "Se vio una fuerte presencia policial fuera de la planta, mientras los trabajadores decían que por lo menos una mujer y un hombre fueron golpeados por guardias de seguridad local el martes", señaló el periódico. "Hubo también un gran atasco de tráfico fuera de la fábrica y las imágenes fueron publicadas en sitios web de microblogs".
Los trabajadores dijeron al periódico que su promedio salarial mensual básico era sólo de 1.100 yuanes (u$s 169), el salario mínimo para las ciudades industriales satélites de Guangzhou. Exigían un aumento de 1.300 yuanes debido al rápido aumento de los precios. Un trabajador de sexo masculino de 26 años de edad de la provincia de Hunan explicó: "De nuestro salario la empresa descuenta 200 yuanes para la seguridad social y 100 yuanes para gasto de alimentos si cenas en el interior de la planta. La comida es como la basura y no apta para el consumo humano, pero no tenemos otra opción".
Los trabajadores dijeron que tenían que trabajar durante 12 horas al día, sólo podían usar el baño una vez cada cuatro horas y se les prohibió el uso de agua potable, excepto en los descansos. Un joven trabajador varón de Chongqing dijo que la administración trataba a los trabajadores como "menos que seres humanos" y agregó: "los administradores hombres entran en los baños de mujeres en cualquier momento, ya no podemos contener nuestra ira".
La mayoría de los trabajadores regresaron a trabajar por la mañana del jueves, sin ningún tipo de concesiones por parte de la administración, pero unos 900 de ellos permanecieron en huelga. Más de seis huelguistas fueron detenidos por la policía la tarde del pasado jueves, durante una riña. Los administradores de Simone repartieron avisos amenazando a los trabajadores y advirtieron que aquellos que no regresaron a trabajar perderían sus contratos de trabajo.
El South China Morning Post informó: "una mujer trabajadora de 20 años de edad fue tomada del cuello, golpeada y arrastrada por unos hombres después de decirle a un funcionario que deje de tomarle fotografías". Su colega de 18 años de edad le dijo al periódico: "son matones, sáquennos fotos, de todos modos hacen de nosotros lo que quieren". Un joven trabajador de sexo masculino fue perseguido por varios agentes en medio de la multitud y finalmente lo tiraron al suelo antes de llevarlo.
El resentimiento subyacente entre los trabajadores sigue sin resolverse. Un trabajador de 19 años de edad explicó que simplemente estaban exigiendo un aumento salarial de acuerdo a lo que ganaban muchas fábricas cercanas. Un trabajador de 29 años de edad, de Guizhou, que tenían el dedo aplastado por la maquinaria desde hace dos meses se quejó porque la empresa se había negado a pagar los costos médicos debido a que podría haberse lastimado deliberadamente para reclamar una indemnización.
También el jueves pasado, mientras la policía quebraba la huelga de Simone, cientos de policías fueron enviados a la planta de propiedad japonesa Citizen Watch, en Dongguan, otra ciudad fabril importante de Guangdong, para poner fin a una huelga que 2000 trabajadores llevaban adelante desde hacía 10 días. Según la revista Asiaweek, de Hong Kong, , los huelguistas se vieron obligados a regresar a trabajar bajo estricta vigilancia policial.
La huelga había estallado después de que la dirección obligó a los empleados a trabajar un fin de semana sin ningún pago extra por un apagón del miércoles anterior, que había detenido la producción y había sido considerado como "un día de descanso". Dadas los frecuentes cortes de energía en los últimos meses, esto provoca furia entre los trabajadores que regularmente están obligados a hacer horas 5-6 horas extra al día. Sus salarios también son retenidos si llegan con 10 minutos de retraso y si carecen de elementos básicos de seguridad, como guantes.
El 13 de junio miles de trabajadores protestaron bajo una intensa lluvia frente a la sede del gobierno local del municipio de Chang'an contra la violación de la empresa Citizen Watch a las leyes laborales. Más de cien policías fueron enviados e intervino el Departamento de Trabajo del gobierno.
Después de que la compañía hizo una vaga promesa de "mejorar" la reprogramación de los días hábiles unos 600 empleados volvieron al trabajo. El pasado martes la dirección amenazó con retener los salarios de tres días por cada día de huelga, obligando a la mayoría de los huelguistas a volver al trabajo. Sin embargo unos 200 trabajadores del departamento de pulido se mantuvieron desafiantes hasta la operación policial del jueves.
La falta de cualquier concesión a los trabajadores en huelga es un agudo contraste con las huelgas del año pasado en Honda. Honda respondió inicialmente a una huelga en su planta de transmisiones en Foshan, cerca de Guangzhou, rechazando los aumentos salariales y exigiendo que los trabajadores firmaran una promesa de "no huelga". Sin embargo, en un intento por contener la situación, la empresa ofreció un aumento limitado de salario. Este acuerdo alentó a los trabajadores en otras fábricas de Honda y también en compañías de automóviles y empresas de electrónica a tomar medidas similares, creando una ola de huelgas que obligaron a Beijing a subir el salario mínimo en todo el país.
El régimen estalinista chino quedó en gran medida atrapado con la guardia baja por los ataques de hace un año. Ahora, sin embargo, en medio de la agitación revolucionaria en el Medio Oriente, una nueva caída en la economía global y un aumento de la inflación en China, Beijing está decidido a cortar cualquier movimiento de los trabajadores.
Durante los disturbios de este mes en Zengcheng, 6.000 policías paramilitares con vehículos blindados, atacaron a más de 10.000 trabajadores, arrestando formalmente a por lo menos 19. La semana pasada la policía ofreció "recompensas" de hasta 10.000 yuanes en efectivo, así como derechos a la inscripción local en hogares urbanos, a los trabajadores migrantes que proporcionaran información sobre presuntos manifestantes.

CUANTO MÁS FUERTE SE MUESTRA, MÁS DÉBIL ESTÁ (14)

Plan de retirada de Estados Unidos. El Gran Juego afgano
Txente Rekondo
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=131224

El anuncio de Obama es una nueva pieza que se suma al complejo puzzle en Afganistán. Las declaraciones de Karzai, la respuesta de la resistencia y el papel de los protagonistas regionales, son parte también de ese escenario sobre el que la figura del Gran Juego vuelve a planear con fuerza. En los próximos meses se irá desgranando el futuro de Afganistán y si las fuerzas de ocupación acaban aceptando que la resistencia es una parte del pueblo afgano, la reconciliación entrará en una nueva fase y ya hay quienes apuntan a la fórmula de «olvido y perdón». Y Obama es consciente de que cualquier reducción de tropas pasa por un acuerdo global.
Tras su anunciada reducción de tropas a partir de finales de año, el presidente de EEUU ha puesto sobre la mesa su intención de apostar por una nueva estrategia en Afganistán (otra más, dicen algunos con ironía). Obama es consciente de que en los próximos meses la política de EEUU va a estar dominada por la larga campaña electoral a la Presidencia, y a día de hoy buena parte del electorado está cansado del coste que supone la ocupación de Afganistán, ya que sus principales preocupaciones son la economía, el desempleo y el déficit.
Tras diez años de guerra, parece haber llegado el momento de pasar a otros la «patata caliente», y hay quien ve en las palabras de Obama un reconocimiento implícito de la imposibilidad de ganar la guerra, al tiempo que estaría abriendo la puerta a un diálogo para una posible solución. No obstante, algunos analistas remarcan las carencias del discurso presidencial, al no mencionar nada sobre el futuro de Karzai y su Gobierno, la fortaleza de la resistencia, la corrupción o el papel regional. Para ellos, el nuevo plan muestra la apuesta decidida por favorecer a largo plazo «las operaciones de inteligencia, las fuerzas especiales, los ataques desde aviones no tripulados y la presencia reducida de tropas».
La resistencia se presenta como la gran ganadora al hilo de estos acontecimientos. El reconocimiento de que cualquier salida negociada debe contar con la participación de todos los actores se deja entrever en el nuevo escenario. Los intentos de criminalizar cualquier movimiento opositor, la apuesta por incentivar divisiones en la resistencia, sobre todo entre los diferentes grupos que conforman el mundo talibán, o la victoria militar, han fracasado uno tras otro.
A día de hoy, la estrategia de la resistencia se manifiesta en amplias zonas del país, buena parte de ellas bajo su control. La combinación de diferentes tácticas está dándoles frutos. Los ataques contra posiciones aisladas y remotas de las fuerzas extranjeras, unidos a la infiltración en las nuevas fuerzas afganas, están logrando importantes efectos psicológicos y al mismo tiempo muestran su fortaleza.
Paralelamente, desde hace semanas se ha intensificado la campaña contra los «colaboradores» de la ocupación, con importantes figuras del nuevo entramado institucional afgano como víctimas, lo que reduce las posibilidades de la coalición ocupante de poder contar con aliados locales. Junto a ello, las operaciones de dicha coalición son una fuente inagotable de razones para que la población local le vuelva la espalda y para que la resistencia articule una campaña propagandística.
Tampoco hay que olvidar la capacidad que viene mostrando la resistencia para mantener un sistema de Justicia paralelo que, a juicio de algunos observadores, «funciona relativamente bien», sobre todo a la vista de la «ausencia generalizada» del Estado en la mayor parte del país.
La figura del actual presidente afgano, Hamid Karzai, también ha ocupado cierta centralidad estas semanas. Su anuncio de que EEUU estaría negociando con los talibanes ha podido sorprender a quien no conoce la realidad afgana. Sin embargo, esta maniobra de Karzai hay que enmarcarla en su propia estrategia. El presidente afgano, conocedor del escaso apoyo con que cuenta y de que su distancia respecto a Washington es cada día más evidente, se está dirigiendo a su pueblo con esas maniobras, intentando dar muestras de un alejamiento de la política de EEUU.
Aquí se enmarcan sus «amenazas» a la OTAN, su afirmación de que los estadounidenses están en el país en defensa de sus intereses, o su advertencia de que la historia muestra cómo tratan los afganos a los ocupantes. Con esa dialéctica intenta ligar el fracaso y la corrupción a las fuerzas ocupantes, tratando de convencer al pueblo afgano de que EEUU es la causa de todos los males.
Pero al mismo tiempo, Karzai es consciente de que su futuro político está estrechamente ligado a la presencia de los militares estadounidenses y por ello quiere que la Casa Blanca siga apoyándole, pues de lo contrario «Afganistán caería en manos talibanes», con lo que ello supondría para los intereses de EEUU.
En este contexto nadie sabe con seguridad cuál puede ser el futuro político de Karzai, pero todo parece indicar que si EEUU logra encontrar un aliado más firme en Afganistán, como dice la canción «los días que le quedan son una cuenta atrás».
Las potencias regionales también mueven ficha dentro del tablero de este Gran Juego. Pakistán sigue manteniendo un difícil equilibrio, la capacidad, o su falta, para hacer frente a la militancia islamista dentro de sus fronteras y la relación de amor/odio hacia EEUU son factores a tener en cuenta. Casi nadie duda de que la participación de Islamabad en cualquier solución negociada es necesaria, ya que su marginación del teatro afgano le daría luz verde para lanzar operaciones de desestabilización en la región. Esta recuperación de protagonismo de Pakistán es directamente proporcional a su pérdida por parte de India, que hasta ahora había apostado fuerte por desplazar a Islamabad del centro de poder afgano.
Irán también se está moviendo ante la irrupción de un nuevo escenario, buscando nuevas alianzas en la región. Rusia sigue de cerca los acontecimientos, consciente de la influencia afgana en Asia Central («su patio trasero») y, sobre todo, deseando presentar un futuro Afganistán que signifique la derrota de EEUU, situándolo en el mismo nivel que la sufrida por Moscú en los años 80. China, de confirmarse el auge del protagonismo paquistaní, aumentará los lazos/dependencia con Islamabad, consciente también de que la inestabilidad afgana tiene sus consecuencias en la región, e intentando asegurar una estabilidad transfronteriza.
En los próximos meses se irá desgranando el futuro de Afganistán y si las fuerzas de ocupación acaban aceptando que la resistencia es una parte del pueblo afgano, la reconciliación entrará en esa nueva fase, y ya hay quienes apuntan a la fórmula de «olvido y perdón». Obama es consciente que cualquier reducción de tropas pasa por un acuerdo global, en el que tomen parte la mayor parte, si no todos, de los actores mencionados, incluida la resistencia afgana.
En esa clave se situarían, además, el eventual encuentro que Alemania estaría organizando en Berlín para el próximo mes de diciembre, donde la presencia talibán podría estar asegurada, y el anuncio de Barack Obama de la posible celebración de una conferencia internacional en mayo del 2012 en Chicago, en la que participarían únicamente EEUU y sus aliados y que habría que interpretar en clave electoral de cara a la reelección presidencial.


INUNDACIONES EN DAKOTA DEL NORTE (2)

Las inundaciones destruyen Dakota del Norte
Por Jerry White
28 de junio 2011

Miles de residentes de Minot, Dakota del Norte, se han visto obligados a compartir habitaciones con amigos y familiares o dormir en catres en refugios de la Cruz Roja cuando las aguas del río Souris alcanzaron niveles récord el domingo. Más de 4.000 hogares y 300 negocios se han inundado, desplazando a casi un tercio de los 41.000 residentes de la ciudad.
Muchos hogares se encontraban bajo una docena de pies de agua el lunes con apenas un retroceso de cinco centímetros en los niveles de inundación. Un dique de una milla de largo que protege a miles de otros hogares está en peligro de ser superado y los funcionarios de salud han emitido la orden de hervir el agua debido a los peligros de contaminación del sistema de agua potable y alcantarillado.
El Servicio Meteorológico Nacional dijo que los niveles de agua se reducirían sólo dos pies a mediados de semana y las zonas podrían permanecer inundadas hasta mediados o finales de julio.
Al igual que una serie de otros desastres de este año, las inundaciones en Dakota del Norte ha vuelto a poner a la luz el sistema de infraestructura norteamericano, lamentablemente inadecuado y en descomposición. También ha resaltado la respuesta insensible e indiferente de la administración Obama y de las autoridades estatales a la difícil situación de las víctimas en su mayoría de la clase trabajadora en estas catástrofes.
Los residentes de Minot enfrentan la larga y ardua tarea de reconstrucción de sus viviendas y vidas con poca o ninguna ayuda del gobierno. Los funcionarios de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) reconocieron que sólo 375 de las 4.000 viviendas en la zona devastada tenían seguro federal contra inundaciones. Las políticas de los propietarios de viviendas estándar no incluyen la protección contra inundaciones.
Muchos dueños dijeron que habían sido engañados con que no era necesario adquirir un seguro federal después de que una inundación devastadora en 1969 llevó a la construcción de diques y al enderezamiento del canal del río. En el año 2000 las autoridades federales revisaron los mapas de las inundaciones y eliminaron los requisitos que obligaban a los propietarios a comprar un seguro federal de protección contra inundaciones, diciendo que incluso en el improbable caso de una inundación histórica, era probable que el Souris se mantenga dentro de sus márgenes. Los niveles de agua la semana pasada fueron seis veces superiores a lo que el diseño del sistema podía resistir.
Después de rechazar inicialmente la solicitud estatal de asistencia para propietarios de viviendas particulares y empresas, la FEMA aprobó una ayuda para la reconstrucción de cada condado de Burleigh, donde se encuentra Bismark, la capital del estado, y el Condado de Minot Ward. Los funcionarios estatales están presionando para ampliar la ayuda a otros 20 condados, así como a la Turtle Mountain Chippewa y las reservas del Spirit Lake Sioux.
La ayuda federal está sujeta a un poco más de 30.000 dólares, informó la Associated Press, pero el senador del Estado, Kent Conrad, dijo que eran muy probable que los residentes recibieran no más de $ 7.000 a $ 8.000, la cantidad estándar que recibieron las víctimas de graves inundaciones en Nashville, Tennessee, el año pasado.
Según los informes, no se espera que los legisladores estatales discutan el caso de las inundaciones hasta una sesión especial en el otoño. El gobierno del estado, que ha prodigado recortes de impuestos a la industria del petróleo y a otros intereses empresariales, ha hecho poco más que instar al público a contribuir con donaciones a un fondo de alivio de inundaciones.
Les Younger, un veterano de la Fuerza Aérea retirado que trabaja cerca de la Base Aérea de Minot, y su esposa, Jacque, una costurera, le dijo a la AP que no compró seguro de inundaciones porque pensaban que su casa estaba lo suficientemente lejos del río. La reconstrucción "va a ser muy difícil, porque no tenemos muchos ahorros", dijo Jacque Younger.
"No sé qué haré", dijo Dona Young, de 87 años, al Tribune de Bismark. "¿Qué haría usted si todo lo que poseía estaba empapado de repente? No puede escurrir".
El Estado se ha visto afectado por repetidas inundaciones este año. El Río Rojo ha inundado alturas récord por tercer año consecutivo, lo que obligó a semanas de frenéticos esfuerzos para proteger a Fargo, la ciudad más grande del estado. Más tarde, el aumento sin precedentes del río Missouri ha obligado a Bismarck, la capital del estado y la segunda ciudad más grande, a hacer grandes esfuerzos contra las inundaciones que se esperan que duren todo el verano.
El Souris, conocido localmente como el "Mouse River" por su traducción al inglés del nombre francés, se origina en Saskatchewan, Canadá y se pasea hacia el sur por Dakota del Norte e ingresa de nuevo en la provincia canadiense de Manitoba. Las fuertes nevadas de este invierno y las lluvias aumentaron el cauce del río dos metros sobre el nivel récord establecido en 1881. Actualmente está fluyendo a 215 veces su velocidad normal para esta época del año.
Las altas aguas en el oeste de Canadá están empeorando la situación en una zona ya saturada por las grandes inundaciones de esta primavera, informó el CTV de Winnipeg. Steve Ashton, el ministro responsable de las medidas de emergencia en Manitoba, dijo que las comunidades de Melita, Souris y Wawanesa tendrán que levantar sus diques hasta ocho pies. Saskatchewan también está sufriendo inundaciones sin precedentes, lo que altera la industria de la energía y deja cerca de 5 millones de acres de tierras de cultivo sin sembrar.
Sumándose a la angustia en Minot es el crecimiento del efecto invernadero en la ciudad en los últimos años, porque un mini boom del petróleo ha atraído a trabajadores de Texas, Michigan, Ohio y otros estados económicamente devastados. La población de la ciudad ha crecido un 12% en la última década, en gran parte impulsada por el campo de la pizarra Bakken que ha hecho de Dakota del Norte uno de los principales productores de petróleo en los Estados Unidos.
Lisa Tankersley, cuyo marido fue uno de los miles que consiguió un empleo en los campos de petróleo llegó a su casa la semana pasada después de un viaje de dos días desde el este de Texas. Quince minutos más tarde, antes de desembalar los cuadros, la policía le ordenó evacuar a causa de las inundaciones que llegaban, según informó el New York Times.
"Me estaba volviendo loca", dijo, añadiendo que estaba a punto de conducir de regreso a Texas hasta que decidió quedarse indefinidamente en el apartamento de unos amigos que también habían emigrado hacia el norte. "Aquí estoy, a cientos de kilómetros de casa, con mis dos hijos y todos mis bienes materiales, y no tengo lugar para vivir".
Con tasas de casas vacantes de menos de un 1%, las viviendas son tan difíciles de encontrar, reportó el Times, que cada hotel de la ciudad está reservado, casi en firme, por años. "La falta de vivienda ya ha surgido como un serio obstáculo para las personas que fueron desplazadas", informó el periódico el lunes.
Igual que en las recientes inundaciones en los ríos Mississippi y Missouri, subrayó, el gobierno federal ha descuidado sobre todo el mantenimiento del sistema de diques. En su propuesta de presupuesto de 2012, Obama pide un recorte de $ 913 millones en los ya magros $ 5.4 mil millones del presupuesto del programa de obras civiles del Cuerpo de Ingenieros del Ejército.
Por su parte, el gobernador republicano de Dakota del Norte, Jack Dalrymple, se ha concentrado en un programa de desregulación y recortes de impuestos para la industria de la energía y otros negocios. "Llegamos a eso por necesidad", dijo Dalrymple. "Esas medidas realmente valieron la pena a lo grande".
De hecho, el Estado registró el 14° crecimiento más grande de la desigualdad de ingresos en los Estados Unidos durante las últimas dos décadas con el 5% de las familias que tienen ingresos promedio 10.4 veces mayores que el 20% de las familias. Muchos de los que pierden sus hogares en Minot vivían en remolques, el refugio más vulnerable a los elementos climáticos.
Los residentes tienen que enfrentar la pesadilla burocrática de la solicitud de préstamos y de ayuda de emergencia de FEMA, que es notorio por retrasar o rechazar de plano los reclamos de víctimas de tormentas e inundaciones.
Un negativo artículo reciente en The Birmingham News afirma que las víctimas del tornado en Alabama en abril tomaron nota de las innumerables quejas contra FEMA en todo el país. En un caso una demanda alega que FEMA denegó indebidamente dinero a miles de trabajadores agrícolas pobres de Texas para reparar sus casas después del huracán Dolly en 2008 sobre la base de los llamados "daños insuficientes".
En los casos en Texas, 38.000 familias solicitaron la ayuda y 22 mil aplicaciones fueron denegadas. Un grupo de propietarios del Valle del Río Grande representado en el juicio se enteró de que la razón de la negación es un concepto utilizado por FEMA denominado "mantenimiento diferido", afirma la demanda. Jerry Wesevich, un abogado de la Texas Rio Grande Legal Aid, que representa a los demandantes, dijo que el término es una "abreviatura que FEMA utiliza cuando se determina de algún modo que la condición de una vivienda antes del desastre causó el daño después de la tormenta".
"Nunca escriben ‘mantenimiento diferido’", dijo. "Pero es su excusa, a juicio del inspector, de que si la casa era un pedazo de (basura) de antemano, ellos niegan el préstamo. Pero no van a decirle al público en qué se basan".

lunes, 27 de junio de 2011

DERECHO A VOTAR, ELEMENTAL EN CUALQUIER PAÍS MENOS EN ESTADOS UNIDOS

Crecen  los ataques a los derechos electorales en Estados Unidos
Por Ed Hightower
21 de junio 2011

En el período previo a las elecciones presidenciales de 2012 en Estados Unidos, varios estados se apresuran a adoptar medidas radicales diseñadas para impedir el voto de la clase trabajadora y de los pobres. Las medidas tienen por objeto limitar la participación electoral a través de requisitos de identificación con foto, restringir el voto anticipado y en ausencia e incluso eliminar la posibilidad de registro en el mismo día de votación.
Las legislaturas controladas por los republicanos están a la vanguardia de estos ataques a los derechos de voto, en primera instancia debido a su interés en limitar a los votantes demócratas principalmente entre las minorías y entre los trabajadores.
Sin embargo la reciente oleada de restricciones anti-democráticas al voto es la continuación de un proceso que ha estado en marcha durante la última década, empezando por el robo de las elecciones de 2000. La capitulación más abyecta de los demócratas en el fraude pone de relieve la falta de compromiso serio por parte de cualquier sección de la clase política en la defensa de los procedimientos y los derechos democráticos. Hoy en día los demócratas no ofrecen ninguna resistencia seria a la imposición de nuevas leyes claramente destinadas a privar a millones de personas del derecho a voto.
Hasta ahora seis estados han aprobado nuevas leyes de identificación con fotografía este año: Alabama, Kansas, Carolina del Sur, Texas, Tennessee y Wisconsin. Las leyes han sido aprobadas por la legislatura estatal en dos de ellos, New Hampshire y Carolina del Norte, pero aún deben ser firmadas por el gobernador. Hay proyectos de ley pendientes en Iowa, Maine, Massachusetts, Nueva Jersey, Nueva York, Pennsylvania y Rhode Island. Las  legislaturas de Illinois y Nebraska votaron a favor de debatir la obligación de identificación con foto en cada votación, en las sesiones de 2012.
Incluyendo el conteo de la legislación pendiente de aprobación por los gobernadores, el número total de estados con leyes que exigen que los votantes presenten identificación con foto aumentará a por lo menos 17 para la próxima elección. Sólo tres estados, Oregon, Vermont y Wyoming no tienen ningún requisito de identificación de votantes y no consideran legislar sobre la identificación de votantes este año.
La razón aducida para la adopción de dicha legislación, prevenir el fraude electoral, no es más que una cortina de humo. Los votantes en Estados Unidos ya deben solicitar y recibir una tarjeta de registro de votantes. El requisito adicional de identificación con foto tiene un mayor impacto en los pobres, los ancianos y los jóvenes. Recuerda los tipos de barreras que una vez existieron en el sur de Jim Crow contra los votos de los afro-americanos, tales como el infame impuesto de capitación y las llamadas "pruebas de alfabetización". El propósito de los requisitos de identificación con fotografía es esencialmente el mismo, a pesar de que sus objetivos son más amplios que las capas sociales de una sola raza.
Un estudio realizado por el Centro Brennan para la Justicia, de la Escuela de Leyes de la Universidad de Nueva York, encontró que hasta un 11% de los ciudadanos de Estados Unidos, más de 21 millones de personas, no tienen ninguna identificación oficial con fotografía. Esto incluye un 18% de las personas mayores de 65 años, seis millones de personas que no tienen identificación con foto.
Los 21 millones de potenciales votantes sin identificación también incluyen el 25% de los afro-americanos en edad de votar, así como un 15% de las personas con ingresos anuales inferiores a 35.000 dólares. 18% de los estadounidenses entre las edades de 18 y 24 años, un bloque de votación en general liberal, no tienen ID que muestra su dirección actual, lo que refleja la situación de muchos jóvenes que están en la universidad o cambian domicilios con frecuencia.
Otros elementos del ataque a los derechos de votación incluyen la reducción de los períodos de votación temprana y mayores restricciones en el plazo de inscripción de votantes. La votación temprana permite a muchas personas, especialmente trabajadores y estudiantes, participar más fácilmente en las elecciones y se ha demostrado que aumenta sustancialmente la participación de votantes.
Una nueva ley de Georgia que restringe el período de votación anticipada de 45 días a 21 días entrará en vigor el 1° de julio. Carolina del Norte tiene un proyecto de ley para poner fin al registro en el mismo día de votación y para acortar el período de votación temprana.
La Legislatura del estado de Maine ha aprobado un proyecto de ley que elimina el registro de votantes en la jornada electoral así como el registro en los dos días hábiles anteriores a la jornada electoral. El Senado de Texas aprobó un proyecto de ley que limita el período de votación temprana de 35 a 21 días.


El ataque a los derechos de voto en Florida
El 19 de mayo, el gobernador de Florida, Rick Scott, firmó una ley de recorte del período de votación anticipada de 14 a 8 días. Los residentes de Florida que recientemente se hayan mudado de un condado a otro y deseen cambiar sus recintos de votación el día de las elecciones ahora tendrán que emitir un voto provisional, sujeto a revisión por las autoridades electorales.
El ataque a los derechos de voto en la Florida es particularmente importante dado su papel central en el robo de las elecciones de 2000.
Una demanda presentada en las elecciones anticipadas del 28 de junio a la alcaldía de Miami-Dade por la American Civil Liberties Union (ACLU) desafía la legislación por violar la Ley Federal de Derechos. El Departamento de Justicia de Estados Unidos no le dio el pre-despacho estatal a la legislación como lo exige la ley.
La Ley de Derechos Electorales fue promulgada en 1965 después de una resistencia popular masiva a la segregación de Jim Crow y la intimidación a los votantes en el Sur. Se requiere que el Departamento de Justicia investigue los cambios propuestos en las leyes electorales y las normas que afectan a los condados con una historia de discriminación racial.
Los comentaristas legales dicen que la disposición de reducir el número de días de votación anticipada está dirigida ilegalmente a objetivos afro-americanos, que representan una alta proporción de votantes anticipados. Entre otras cosas, la nueva ley elimina el domingo anterior al día de las elecciones como día de votación. Este es un día en que muchos afro americanos en el pasado iban a la iglesia para acudir a las urnas después de los servicios.
Más de la mitad de los votantes afro-americanos en Florida, que participaron en la elección presidencial de 2008, lo hicieron por medio de la votación temprana.
Según un análisis realizado por Michael McDonald, profesor asistente de Gobierno y Política en la Universidad George Mason, los votantes afroamericanos conformaron aproximadamente el 22% de la participación diaria de los sitios de votación temprana en las elecciones de 2008, a pesar de que sólo son un 13.1% de los votantes registrados del Estado.
Las organizaciones sin fines de lucro que promueven el acceso al voto también están en la mira de la nueva ley de Florida. La ley pone trabas burocráticas en el camino de los que se ofrece a registrar a la gente para votar, incluyendo multas para los voluntarios individuales, que deben devolver los papeles de registro a los funcionarios del Estado dos días después de la fecha límite.
Como resultado de la nueva ley electoral, la rama de Florida de la Liga de Mujeres Votantes ha decidido cancelar sus esfuerzos para registrar votantes. La organización ha llevado a cabo campañas de registro de votantes en Florida por 72 años.
"Esta ley ha creado, en realidad, una draconiana y muy amplia burocracia ambigua que va a hacer imposible que los voluntarios podamos continuar con nuestro trabajo de registro de votantes", dijo Deirdre Macnab, jefa de la rama Florida de la liga.
Derek Newton, de la ACLU de Florida, habló sobre el impacto de la nueva ley electoral de la Florida, así como la historia de la prohibición de votar a los criminales convictos.
Newton dijo que la ACLU tiene una copia del borrador de la orden de ejecución de la nueva ley electoral de Florida. La orden permite a terceros voluntarios registrar votantes, para evitar el registro con el Estado, siempre que sólo entreguen aplicaciones de registro de votantes y no hablen.
Newton dijo que los floridanos que han sido condenados por un delito grave y cumplieron su condena se quedan sin representación. Florida es uno de los tres estados que privan automáticamente de derechos de por vida a los ex delincuentes (los otros son Virginia y Kentucky). Estos residentes de la Florida no puede votar en ninguna elección, local, estatal o nacional supervisada por el estado de Florida. Más de un millón de floridanos están marginados de esta manera.
Newton dijo que uno de los primeros actos del gobernador Rick Scott, al asumir el cargo fue alterar radicalmente el proceso de restauración que permitía obtener el derecho de voto. Antes de la versión de Scott, el Departamento de Correcciones de Florida aplicaba automáticamente para los ex convictos no violentos para que sus derechos (incluido el derecho a voto) fueran reintegrados por la Junta de Clemencia Ejecutiva. Aun así, podría tardarse de dos a tres años para obtener una audiencia ante la junta.
Ahora no hay una aplicación automática. En lugar de ello los ex convictos recién liberados deben conseguir un abogado por su propia cuenta a fin de orientarlos sobre el proceso. Newton señaló que la mayoría de la gente que sale de la cárcel no puede hacer de inmediato que la restauración de sus derechos civiles sea una prioridad, ya que al mismo tiempo enfrentan la necesidad más apremiante de rehacer su vida.
Estos ex-criminales están obligados a esperar entre cinco y siete años antes de que siquiera se les permita solicitar una audiencia de clemencia. A menudo se necesitan entre dos y tres años después de la aplicación para que se reintegren los derechos, por lo que los ex convictos se enfrentan ahora a un máximo de diez años después de su salida de la cárcel antes de que puedan votar, suponiendo que puedan pagar un abogado.
Esta serie de legislaciones de supresión de la votación constituye una nueva etapa en la degeneración prolongada de las normas democráticas de América.
La respuesta general del stablishment político norteamericano para el robo de las elecciones presidenciales de 2000, en las que la Suprema Corte de Estados Unidos detuvo un recuento de votos en Florida ordenado por la Corte Suprema de Florida, entregando la presidencia al perdedor en el voto popular nacional, George W. Bush, ha de erigir barreras cada vez mayores para los votantes de clase trabajadora.
El asalto al derecho al voto ha sido vinculado a un ataque general contra los derechos democráticos llevados a cabo por ambas partes. La administración Obama ha profundizado la política de Bush, incluyendo el uso de espionaje a nivel nacional y dando poderes inmensamente más amplios al aparato de inteligencia.
El Partido Demócrata tiene una larga y sórdida historia de intentos de mantener a los "terceros" candidatos, especialmente aquellos con puntos de vista de izquierda o socialistas, fuera del proceso electoral en su conjunto. Esto incluye los intentos sistemáticos  para restringir el acceso al voto por Ralph Nader y a los candidatos del Partido Verde. Los demócratas en Ohio, Illinois y Michigan han luchado con uñas y dientes para mantener a los candidatos del Partido Socialista por la Igualdad fuera de la votación en las elecciones estatales.