lunes, 31 de octubre de 2011

LA LOGICA POLITICA DEL NARCOTRAFICO EN MEXICO

La polarización continúa
26 de octubre 2011

Si bien ha habido una reorganización de las alianzas entre los carteles de la droga mexicanos desde julio, la tendencia discutida en las dos primeras actualizaciones del año continúa. Esta tendencia es la polarización de los cárteles y de los sub-grupos asociados a las dos mayores organizaciones de narcotráfico, la Federación de Sinaloa y Los Zetas. Mientras tanto, los tres principales conflictos en la guerra del narcotráfico en México siguen siendo: cartel contra cartel, cartel contra gobierno y cartel contra la población civil. Las operaciones puestas en marcha por los militares durante el segundo trimestre de 2011, sobre todo contra Los Zetas y los Caballeros Templarios, continuaron también durante el tercer trimestre, y la creciente violencia en los estados de Guerrero, Durango, Veracruz, Coahuila y Jalisco se ha traducido en el despliegue de más tropas federales en esas áreas.
La zona norte de los estados ha sido testigo de un momento de calma en la violencia, desde Tijuana en el estado de Baja California hasta Juárez en el estado de Chihuahua. La violencia extendida en el norte de México disminuyó bastante durante el tercer trimestre para permitir a los militares desplegar sus fuerzas en otros lugares en conflicto. En el estado de Tamaulipas el ejército sigue a cargo de hacer cumplir la ley en la mayoría de las ciudades y la sustitución de los departamentos de policía de todo el estado durante el segundo trimestre se duplicó recientemente en Veracruz después de un brote de violencia en ese lugar (se encontró que gran cantidad de personal de las fuerzas de la ley estaba en colusión con Los Zetas y fueron despedidos).
Las batallas entre el cartel del Golfo y Los Zetas por el control del noreste de México continuará, aprovechando el desarrollo de una crisis en el liderazgo del cartel del Golfo que podría complicar sus operaciones en el corto plazo. A pesar de que el Golfo sigue siendo una sola entidad, la falta de una reconciliación entre las principales facciones de los Metros y los Rojos, puede hacer que el cartel se divida violentamente en los próximos tres a ocho meses. Si eso ocurre, las alianzas en la región probablemente se volverán mucho más oscuras de lo que ya son.
En el centro y sur de México, la lucha por el control de las plazas principales de Guadalajara, Acapulco, Chilpancingo y Oaxaca continúa involucrando a los actores principales -Sinaloa, Los Zetas y la Orden del Temple- junto con varias organizaciones más pequeñas. Este es particularmente el caso de las plazas de Jalisco y del estado de Guerrero, donde hay hasta siete organizaciones distintas que luchan por el control, una situación que probablemente no llegará a ningún nivel de inmovilización o claridad en los próximos tres a seis meses.
A pesar de la posibilidad de que huracanes de gran intensidad pudieran complicar la guerra contra las drogas en México, la región ha evitado lo peor de las condiciones meteorológicas hasta el momento. Aunque la temporada de huracanes dura hasta finales de noviembre, el período más productivo de grandes tormentas tiende a ubicarse entre septiembre y principios de octubre, por lo que la probabilidad de que los huracanes golpeen la parte media de México es bastante remota en este momento.
De cara al futuro hacia el final de 2011 se espera que continúen los altos niveles de violencia de los carteles en las áreas bicosteras noreste y sur de México. El ejército ha desplegado más tropas en Guadalajara para los Juegos Panamericanos, entre el 14 al 30 octubre, así como en Veracruz y Coahuila y cualquier brote de violencia en esas zonas probablemente se verá influido por la presencia de los militares.


Estado actual de los cárteles mexicanos

Federación de Sinaloa
En los últimos cuatro meses, el cártel de Sinaloa, bajo el liderazgo de Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera, ha seguido controlando la mayor parte de su estado natal de Sinaloa, la mayor parte de la región fronteriza en el estado de Sonora y la mayor parte de los estados de Chihuahua y Durango. El cartel continúa con sus objetivos estratégicos de expansión o absorción de los territorios vecinos del cartel y la importación de precursores químicos, en su mayoría de China, para su producción de metanfetamina en Sinaloa, Nayarit, Guanajuato, Aguascalientes y Jalisco. Estos envíos se reciben por lo general en las ciudades de la costa del Pacífico, en los puertos de Lázaro Cárdenas y Manzanillo.
Además de la marihuana, Sinaloa es conocido por el contrabando de metanfetaminas (de gran valor y bajo volumen), de la heroína producida en el país y de la cocaína colombiana hacia Estados Unidos a través de las plazas que controla directamente en Tijuana, Mexicali, Nogales, Agua Prieta, Columbus y Santa Teresa (ambas en Nuevo México), Río Bravo, El Porvenir y Ojinaga Manuel, así como las plazas controladas por el cartel del Golfo -en Ciudad Mier, Miguel Aleman, Díaz Ordaz, Reynosa y Matamoros.
A medida que más se discuten en una sección aparte, parece que recientemente Sinaloa logró cooptar al antes independiente Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), que hasta principios de septiembre se creía que desconfiaba mucho de El Chapo. Está claro que la dinámica ha cambiado. En cuanto a las batallas en curso de Sinaloa para someter al cartel de Vicente Carrillo Fuentes (VCF, también conocido como el Cártel de Juárez) y tomar el control de la plaza de Ciudad Juárez, el lento estrangulamiento a largo plazo del VCF sigue en curso.
Recientemente Sinaloa recibió dos golpes importantes a su liderazgo cuando el jefe regional José Carlos Moreno Flores fue capturado por las fuerzas militares en la ciudad de México a mediados de septiembre y Noel "El Flaco Salgueiro" Salgueiro Nevárez, líder del brazo ejecutor de Sinaloa, Gente Nueva, fue capturado en Culiacán, en el estado de Michoacán, a principios de octubre.
De acuerdo con información difundida por la Secretaría de la Defensa de México, Moreno Flores dirigió las operaciones de Sinaloa en el estado de Guerrero en las ciudades de Chilpancingo, Jaleaca de Catalán, Izotepec, Pueblo Viejo, Buena Vista, Tlacotepec y Leonardo Bravo. También controlaba las operaciones agrícolas de drogas en Izotepec, Tlacotepec, Chichihualco y Chilpancingo.
Según los registros Salgueiro Nevárez fundó Gente Nueva y la había dirigido desde el año 2007. También bajo su control estuvieron las pandillas callejeras juarenses de Los Mexicles y Los Artistas Asesinos, que llevaban a cabo operaciones contra el cártel de Juárez y sus aliados de Los Aztecas. Salgueiro Nevárez también dirigió células operativas en Guerrero y Durango. Su eliminación puede afectar negativamente a la cohesión operativa de la Gente Nueva, aunque aún no está claro si había un hombre de confianza que lo sustituyera.

Cartel del Golfo
En los últimos cuatro meses se ha hecho evidente un cisma dentro del cartel del Golfo. Más que de lealtades divididas parece estar transformándose en una división con consecuencias grandes y violentas. Como se discutió en los informes anuales del cartel de los años 2009 y 2010, el líder del cartel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén, continuó dirigiendo el cartel desde su celda en la prisión federal en México tras su captura en marzo de 2003. Fue extraditado posteriormente a los Estados Unidos, donde fue condenado. Actualmente, reside en el centro penitenciario estadounidense de máxima seguridad en Florence, Colorado, donde estrictas medidas de seguridad hacen que sea difícil para él mantener ningún control sobre su organización.
Después de su expulsión del poder, Osiel Cárdenas Guillén fue sustituido como líder de la organización por un par de co-líderes, su hermano Antonio Ezequiel "Tony Tormenta" Cárdenas Guillén y Jorge Eduardo "El Coss" Costilla Sánchez. Esta disposición cambió cuando Antonio Cárdenas Guillén fue asesinado en un enfrentamiento de seis horas con las fuerzas militares de México en noviembre de 2010.
La división que ahora estamos viendo en el cártel del Golfo comenzó en gran medida con la muerte de Antonio Cárdenas Guillén. En ese momento, se cree que Rafael "El Junior" Cárdenas, el sobrino de Osiel Cárdenas Guillén y Antonio, esperaba sustituir a sus tíos como líder del cártel del Golfo. En cambio, Costilla Sánchez asumió el control total de la organización. El cisma se hizo más amplio con dos facciones formadas: los Metros, que eran leales a Costilla Sánchez, y los Rojos, que eran leales a la familia Cárdenas.
Mientras que las operaciones del gobierno contra el cartel del Golfo dieron como resultado la captura de varios jefes de plaza en los últimos tres meses -Abiel "El R-2" González Briones, Manuel "El Meme" Alquisires García, Ricardo Salazar y José Antonio Pequeno "El Comandante" Martínez Silva- la violencia interna derribó a uno de los líderes de las facciones. El 3 de septiembre de 2011, el cuerpo de Samuel "El Metro 3" Flores Borrego fue encontrado por las autoridades de Reynosa. Flores Borrego había sido el hombre de confianza de Costilla Sánchez y sirvió como su segundo al mando así también como jefe de la plaza de Reynosa. Estos dos hombres estaban en el nivel superior de la facción de Metros.
A continuación, el 27 de septiembre, en un éxito más bien descarado en territorio de EE.UU., hombres armados en una camioneta abrieron fuego contra otro vehículo que viajaba a lo largo de la ruta 83 al este de McAllen, Texas. El conductor, Jorge Zavala, de Mission, Texas, que estaba ligado a una rama del cártel del Golfo, fue asesinado. A pesar de que su rol en el cartel no estaba claro, se rumorea que había estado cerca de un alto jefe de la plaza del Golfo, Gregorio "El Metro 2" Sauceda Gamboa, quien fue arrestado en abril de 2009. Como lo indica su apodo “Metro”, Sauceda se había adaptado a la facción del cártel del Golfo que apoyaba a Costilla Sánchez.
El 11 de octubre la Armada de México informó que el cuerpo de Cesar "El Gama" García Dávila, jefe de finanzas del cartel del Golfo, fue encontrado en la ciudad de Reynosa, Tamaulipas. De acuerdo con un comunicado de la Secretaría de Marina, el cuerpo fue encontrado en una casa, muerto de una herida de bala. El Gama había sido contador de Antonio Cárdenas Guillén, pero después de la muerte de Tony Tormenta en el año 2009, El Gama se hizo jefe de la plaza de la ciudad portuaria de Tampico del cártel del Golfo por un período de tiempo y luego volvió a su puesto en Matamoros como director financiero del cartel. Muchas preguntas surgen a partir de este asesinato, pero podría ser otro indicio de un conflicto interno del Golfo.
Aunque la división del Golfo ha ido creciendo en silencio durante dos años, la erupción evidente de la violencia interna enfocada en el último trimestre indica que la división puede estar a punto de explotar. Las consecuencias de una ruptura violenta en el cártel del Golfo probablemente incluirá movimientos de Los Zetas y Sinaloa para tomar ventaja de la situación y ocupar territorio. Esto aumentaría aún más allá la ya volátil violencia creada por la batalla a tres bandas entre Los Zetas, el cartel del Golfo y las fuerzas gubernamentales por el control del noreste de México.

La Organización de Arellano Félix (el Cartel de Tijuana)
Poco ha cambiado en la organización de Arellano Félix (AFO) respecto a la actividad del cartel en Tijuana, Baja California. Se considera que la AFO (también conocido como el Cártel de Tijuana) actúa con permiso de operación del cartel de Sinaloa, una idea sugerida por la caída en la tasa de homicidios en la guerra territorial de Tijuana. De acuerdo con el gobierno federal mexicano, las muertes por homicidios en todo el estado de Baja California llegaron a 464 en el período que va de enero a agosto de 2011, en comparación con las 579 muertes del mismo período en 2010.
A mediados de agosto, las autoridades mexicanas arrestaron al miembro de la AFO Juan Carlos Flores "El Argentino" en Tecate, Baja California. Carlos Flores indicó que estaba subordinado a un hombre conocido sólo como "El Viejón", que es segundo en el mando de la AFO, que es dirigida por Fernando "El Ingeniero" Arellano Sánchez. El 9 de julio, las autoridades mexicanas arrestaron a Armando "El Gordo" Villarreal Heredia, un lugarteniente de AFO que informaba a Sánchez Arellano. Si se obtuvo algún beneficio significativo o se infligieron pérdidas para la AFO ha pasado casi desapercibido, dado que el cartel opera efectivamente como una organización vasalla de Sinaloa.
En el corto plazo no se esperan cambios significativos dentro de o en relación con la AFO, aunque dada la continua pero discreta interacción del cartel con Los Zetas, creemos que es probable que haya en algún momento un resurgimiento de la hostilidad abierta por parte de la propia AFO para recuperar el control de sus plazas.

La oposición

Los Zetas
Los Zetas siguen luchando en un gran multi-frente de guerra en todo México. Esos frentes son la lucha contra el cártel del Golfo, contra Sinaloa y contra las fuerzas del gobierno mexicano en el noreste, mientras ayudan al cártel de Juárez para enfrentar las fuerzas de Sinaloa en el estado de Chihuahua. Los Zetas también están tomando el control de territorios adicionales en Zacatecas, Jalisco, Nayarit, Guerrero y los estados de México y de Sinaloa, y también luchan en los estados sureños de Oaxaca y Chiapas. La organización está siendo duramente golpeado por los militares mexicanos en sus territorios de origen en Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila y Veracruz, y están luchando por mantener las cruciales plazas de Monterrey y el puerto de Veracruz contra las incursiones de Sinaloa, del Golfo y la CJNG.
Sin duda, Los Zetas están siendo presionados por todos lados. A pesar de los desafíos importantes a su rol en Monterrey y Veracruz, Los Zetas no parecen haber sido desplazados, aunque se espera que la violencia aumente significativamente en el corto plazo, ya que los grupos rivales empujarán abiertamente en ambas ciudades. Mientras que Los Zetas se han retirado anteriormente de algunos territorios -Reynosa, en la primavera de 2010 es un buen ejemplo- la pérdida de esa plaza no era perjudicial en general para las operaciones del cártel, dado su control de las plazas de la región y de Nuevo Laredo. Sin embargo, se espera que Los Zetas aumenten el esfuerzo defensivo de Monterrey y Veracruz, dos ciudades que tienen un gran valor estratégico para el cartel.
De julio a mediados de octubre las operaciones federales contra Los Zetas en los estados de Veracruz, Zacatecas, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí y Quintana Roo, implicó capturó a 17 líderes de células y jefes de plaza, incluyendo a Angel Manuel "Comandante Diablo" Caberta Mora en Veracruz, a José Guadalupe "El Dos" Yáñez Martínez en Saltillo y a Carlos "La Rana" Oliva Castillo, tercero al mando de Los Zetas, en Saltillo. Durante una operación de dos meses en Coahuila, las fuerzas gubernamentales se apoderaron de depósitos de armas, municiones, equipo táctico y 27 toneladas de marihuana, liberando a alrededor de 97 migrantes secuestrados.
En los últimos cuatro meses, han surgido preguntas en Estados Unidos y en las comunidades mexicanas de seguridad acerca de la fortaleza, la cohesión y la capacidad de Los Zetas. A veces, la información de fuentes abiertas, los informes del gobierno y la confidencialidad de las fuentes de Stratfor en ambos lados de la frontera ha sido contradictoria – lo cual tiende a ser la norma, dada la naturaleza excepcionalmente fluida de la guerra contra las drogas. La cuestión de si los Zetas están debilitados implica muchos factores, incluyendo la pérdida de liderazgo, las ganancias o pérdidas en el control territorial, el aumento o disminución de las actividades de contrabando aparente (que vinculan directamente a los ingresos) y la calidad y cantidad de los recursos humanos.
Como ya comentamos en julio, el estimado de 30 desertores del Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (GAFE) del Ejército mexicano, que originalmente formaron el cuadro básico de Los Zetas se ha ido reduciendo en número. El 3 de julio, uno de los 11 restantes "Viejos Zetas", Jesús Enrique "El Mamito" Rejón, fue detenido por la policía federal mexicana en Atizapan de Zaragoza, Estado de México. En la última década, los 15 miembros del grupo original se han reportado capturados y encarcelados y nueve han sido reportados muertos. No es realista suponer, sin embargo, que la organización haya perdido el conjunto de habilidades de formación especializada ni el conocimiento que los individuos particulares poseen.
Al evaluar los informes de los líderes Zeta capturados o asesinados y los efectos que esas pérdidas podrían tener sobre la organización, es importante tener en cuenta lo que los líderes siguen siendo, el tamaño de la fuente de mano de obra (tanto en términos de soldados de infantería entrenados y reclutas potenciales) y la existencia de programas de capacitación e infraestructura para la tropa.
En primer lugar, a diferencia de los cárteles de la droga más tradicionales de México, que tienden a estar centrados en la familia, la organización de Los Zetas es más una meritocracia donde un número de reclutas después han ascendido a posiciones de liderazgo. Los principales ejemplos son Miguel "Z-40" Treviño Morales, quien fue reclutado aproximadamente dos años después de la fundación del grupo en 1998 y ha escalado al número 2 en la organización, y Carlos "La Rana" Oliva Castillo, jefe regional de los estados de Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila, que se unió a Los Zetas en 2005 y fue capturado la primera semana de octubre de 2011. En recientes informes de prensa sobre su captura, se describe a Oliva Castillo como el líder N º 3 en la organización detrás de Treviño Morales.
En segundo lugar, se sabe que la Secretaría de Defensa de México ha "perdido la cuenta" de hasta 1.700 soldados de operaciones especiales en los últimos 10 años, según documentos obtenidos en el Instituto Federal de Acceso a la Información por el diario Milenio de México. Un artículo del diario Milenio del día 8 de marzo de 2011 indicó que al menos 1.680 soldados del Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (GAFE) habían desertado en la última década, incluyendo francotiradores entrenados, soldados de infantería y de paracaidistas con un adiestramiento superior en sobrevivencia y lucha contra el narcotráfico.
No es razonable suponer que todos los desertores del GAFE en la última década fueron a trabajar para Los Zetas o alguna de las otras organizaciones del narcotráfico. Sin embargo, es razonable esperar que, en un entorno donde los carteles han tenido una amplia presencia y han demostrado una voluntad por pagar generosamente a los soldados altamente cualificados, una proporción significativa de los desertores GAFE vendan sus habilidades al mejor postor y muchos gravitan que hacia Los Zetas. Si ni siquiera un tercio de los desertores GAFE decidiera unirse a cualquiera de los carteles de México, es probable que haya docenas de soldados altamente cualificados que ya están escalando posiciones de autoridad o de trabajo en la escalera de la organización Zeta (junto con los reclutas de otras ramas del ejército mexicano y los organismos de aplicación de la ley).
Mientras que la organización siempre ha reclutado principalmente de fuentes militares y de la policía, lo que significa que la mayoría de los nuevos reclutas ya son capaces de usar armas de fuego básicas y entender las tácticas fundamentales, la fuerza de Los Zetas viene de una formación estructurada en tácticas de combate en unidades pequeñas en las instalaciones de los campos de entrenamiento del modelo de GAFE. La formación básica Zeta incluye puntería, ejercicios con equipo de fuego y técnicas de limpieza de viviendas.
La minuciosidad de la formación Zeta depende del “tempo” de la guerra contra las drogas. Antes de de mayo de 2010, los campos de Zeta en Tamaulipas, Nuevo León y en otros lugares funcionaban con suficiente espacio y libertad para el entrenamiento del recluta que duraba hasta seis meses. Cuando el gobierno mexicano y los carteles del Golfo, Sinaloa y La Familia Michoacana (LFM) comenzaron a presionar por todos lados, el entrenamiento de reclutas Zetas se redujo. De acuerdo a un soldado de infantería Zeta capturado, la formación básica a principios de 2011 incluyó dos semanas de campamento de entrenamiento en el que se les enseñó las habilidades rudimentarias con armas de fuego. Luego los reclutas fueron movilizados para obtener entrenamiento adicional en el campo de batalla. El efecto neto se ha visto en estos eventos de "bala perdida" como el tiroteo de Falcon Lake en septiembre de 2010 y el fallido atentado contra los agentes norteamericanos de Inmigración y Aduanas que viajaban a través de San Luis Potosí en febrero de 2011. Sin embargo es de esperar que Los Zetas impulsarán el entrenamiento siempre que les sea posible, ya que su éxito depende de ello.
Lo que parece importante en esta dinámica es que Los Zetas han sufrido una serie de grandes derrotas en los últimos meses, pero han logrado absorber las pérdidas sin ningún tipo de reducción general del tamaño o alcance de la organización, a pesar de la persistente presión que ha reducido su capacidad operativa. El efecto neto ha sido una condición bastante estática de la organización. Las pérdidas periféricas de los Zetas en las afueras de Monterrey y Veracruz han sido compensadas por las ganancias recientes en el estado de Zacatecas y en otros lugares. Sin duda es posible, sin embargo, que en los últimos meses de 2011 pueda verse una degradación general de Los Zetas si Sinaloa y el CJNG tienen éxito en hacer incursiones en Monterrey y Veracruz, esperando que los militares también continúen con sus operaciones contra Los Zetas.

Cartel del Pacifico Sur
Hemos visto poca actividad del Cartel del Pacífico Sur (CPS). El cartel no ha sufrido ninguna detención significativa y cualquier tipo de violencia asociada con el grupo ha pasado desapercibido en las zonas en disputa. Esta falta de pérdidas y ganancias para el CPS puede ser debido a su alianza con Los Zetas, que atrae la mayor atención de los medios. También existe la posibilidad de que, mientras que Sinaloa y el gobierno mexicano concentran sus esfuerzos en Los Zetas, el CPS se está aprovechando de un momento de calma en las batallas territoriales para concentrarse en las actividades de contrabando y rejuvenecer sus fuentes de ingresos. No creemos que el CPC esté marginado y habrá que estar atentos a los signos de actividad durante el último trimestre de este año.

La organización de Vicente Carrillo Fuentes (Cartel de Juárez)
A pesar de la constricción del VCF éste continúa, el cartel mantiene la lealtad de los aproximadamente 8.000 miembros de las pandillas callejeras Azteca, que lo han ayudado a mantenerse en Juárez y mantener el control de los tres principales puertos de entrada a los Estados Unidos, todos los cuales se alimentan directamente en El Paso, Texas. Las fuentes señalaron recientemente que el VCF también conserva las líneas de suministro para sus cargamentos de cocaína y marihuana, con un tránsito de grandes cantidades de narcóticos en la frontera.
El 29 de julio las autoridades mexicanas capturaron a José Antonio "El Diego" Acosta Hernández, el máximo líder de La Línea, brazo ejecutor del VCF. Su posición en la jerarquía del VCF lo hace difícil de reemplazar. Para los carteles nunca es buen momento para perder una figura importante, pero la pérdida es aún más aguda cuando la figura es el líder del brazo armado de un cartel, que se retira durante una acalorada y prolongada batalla por la supervivencia .
El paradero de Vicente Carrillo Fuentes y sus más cercanos lugartenientes son desconocidos. A principios de 2011 se esperaba que el nivel de violencia asociada con las operaciones de Sinaloa contra el VCF siguiera en aumento, teniendo en cuenta los indicadores visibles en el momento. Sin embargo, en los últimos ocho o nueve meses se ha visto una caída significativa de los homicidios relacionados con los carteles. Al parecer, ahora, sin embargo, la violencia otra vez está en aumento en Juárez. Están aumentando los tiroteos y asesinatos selectivos en la ciudad, y se espera que la tendencia actual seguirá hasta el final de 2011.

La Resistencia
La Resistencia fue originalmente una confederación a los sicarios ejecutores de Guadalajara basada en filiales de la Federación de Sinaloa, el Cártel del Milenio y la facción de Ignacio "Nacho" Coronel, junto con ejecutores del cártel del Golfo y LFM. La organización tenía la intención de luchar contra las incursiones de los Zetas en Jalisco y Michoacán. Tras la muerte de Nacho Coronel en julio de 2010, la alianza se astilló. LFM hizo un esfuerzo para hacerse cargo de Guadalajara y los seguidores de Coronel culparon a El Chapo Guzmán, líder de Sinaloa, por la desaparición de Nacho Coronel.
En la refriega que siguió, el Cartel del Milenio fue gravemente dañado por las detenciones de líderes de alto perfil y por las batallas con el más fuerte de los grupos disidentes de la organización de Coronel, el CJNG. Los restos del cártel del Milenio han seguido utilizando el nombre de La Resistencia. A pesar de que La Resistencia se formó originalmente para combatir a Los Zetas recientemente se anunció una alianza con el grupo. Si hay una alianza en formación, esto podría ayudar a explicar por qué el CJNG, enemigo de La Resistencia, viajó recientemente a través de México para orientar los operativos Zeta en la ciudad portuaria de Veracruz.
La Resistencia ha sido duramente golpeada por el CJNG y por el gobierno mexicano, pero una aparente alianza con Los Zetas plantea cuestiones relativas a la transferencia de conocimientos y un potencial aumento significativo de la presencia Zeta en el área de las operaciones de La Resistencia. La dinámica dual de una alianza Zeta-La Resistencia y la operación del CJNG en las distintas regiones nos llevan a esperar que se incremente la violencia sobre una parte sustancial de la sección media de ambas costas de México.

Operadores Independientes

La Familia Michoacana
LFM sigue sufriendo pérdidas a manos de los Caballeros Templarios y del gobierno mexicano. El 5 de octubre, Martin Rosales Magaña "El Terry", fue capturado en el Estado de México, el golpe más importante para el liderazgo del cartel desde la caída de Jesús "El Chango" Méndez en julio. La Policía Federal mexicana afirma que la estructura de La Familia se está desintegrando y el cartel ya no tiene mucho acceso a los precursores esenciales para la producción de metanfetaminas. Las pérdidas continuas indican que LFM como organización está llegando a su fin. Sin embargo, aunque las pérdidas de LFM han perjudicado a la organización, el cartel sigue mostrando actividad. En una incursión en julio, las fuerzas de seguridad de Estados Unidos arrestaron 44 personas en Austin, Texas, que supuestamente eran miembros de LFM, aunque no está claro si la célula en Austin trabajaba para LFM o los Caballeros Templarios.
Ha habido indicios de que los restos de LFM siguen buscando una alianza con Los Zetas. Narcomantas firmadas por los Caballeros Templarios tenían la intención de enviar un mensaje a El Terry, culpándolo de alinearse con Los Zetas. Tras su detención a principios de octubre, Mario Buenrostro Quiroz, presunto líder de una banda de narcotraficantes de la ciudad de México conocida como "Los Aboytes", afirmó en una entrevista filmada que El Terry buscó una alianza con Los Zetas antes de su detención. Esta afirmación corrobora los informes de que Jesús "El Chango" Méndez también estaba buscando una alianza con Los Zetas antes de ser arrestado. Aunque el gobierno mexicano niega que LFM haya logrado una alianza con Los Zetas, es probable que LFM siga presionando por cualquier ventaja que la mantenga con vida así como los Caballeros Templarios siguen tratando de erradicarla.

Los Caballeros Templarios
Una pregunta que surgió en el último trimestre es si la Policía Federal incrementará su enfoque en las operaciones de los Caballeros Templarios. Con el declive de la organización de LFM, la Policía Federal tendrá más recursos para atender a los Caballeros Templarios en Michoacán y el estado de México. El Comisionado de la Policía Federal Facundo Rosas ha sugerido un final inminente de LFM y un cambio en las operaciones contra los Caballeros Templarios.
Los Caballeros Templarios han sufrido golpes de las fuerzas federales de México, pero no ha habido indicios de que la estructura organizativa del grupo se haya visto seriamente afectada. En septiembre fue arrestado uno de los principales miembros del grupo, Saúl "El Lince" Solís Solís, el líder de más alto nivel de los Caballeros Templarios. Una cantidad de otros líderes templarios fueron arrestados en el tercer trimestre, incluyendo a Bulmaro "El Men" Muñoz Salinas y a Neri "El Yupo" Harrison Salgado. El efecto de estas detenciones en las operaciones del grupo sigue siendo poco claro.
Los Caballeros Templarios siguen mostrando narcomantas en Michoacán y el estado de México. En septiembre, el cartel ofreció recompensa monetaria por información que conduzca a la captura de determinadas personas cuyos nombres aparecen en los banners, conocidos miembros de la LFM que los Caballeros Templarios afirmaron que estaban alineados con Los Zetas.
A principios de octubre la detención del líder de la banda “Los Aboytes”, Buenrostro Quiroz, ha suscitado dudas sobre el liderazgo de los Caballeros Templarios. En el video de Buenrostro Quiroz siendo interrogado por las autoridades, dijo que se reunió con los líderes templarios aproximadamente un mes antes de ser capturado. Denunció además que Nazario "El Más Loco" Moreno González sigue con vida y dirigiendo a los Caballeros Templarios con Servando "La Tuta" Gómez Martínez, ex jefe de plaza de LFM, como segundo al mando. No ha habido ninguna evidencia que respalde las reclamaciones de Buenrostro Quiroz, aunque el cuerpo de Moreno González nunca se encontró cuando fue reportado muerto en diciembre de 2010.
Los Caballeros Templarios continuarán apuntando a los miembros de LFM en los estados de Michoacán y México, y es probable que La Familia aumente sus operaciones de producción de metanfetamina. Independientemente de si existe una alianza entre LFM y Los Zetas, se espera que el conflicto entre los Caballeros Templarios y de los Zetas se incremente en los próximos meses debido a las aspiraciones de ambos grupos territoriales.

Cartel de Jalisco Nueva Generación
Cuando empezamos a hablar del Cartel de Jalisco Nueva Generación en la actualización del último trimestre, estaba incluido en la sección de los "Operadores Independientes". Según sus propias palabras, hechas públicas a través de videos, el CJNG le había declarado la guerra a todos los otros cárteles. La organización, con sede en Guadalajara, está formada principalmente por antiguos miembros de Sinaloa que habían trabajado para Nacho Coronel y que creen que Nacho fue entregado por el líder de Sinaloa, el Chapo Guzmán Loera. Sin embargo, las actividades recientes del CJNG han enturbiado considerablemente esa primera visión del grupo.
Entre el 20 de septiembre y la primera semana de octubre por lo menos 67 cuerpos etiquetados como Zetas fueron abandonados en Boca del Río, un rico suburbio del sur de Veracruz. El primer lote de 35 cuerpos fue arrojado en un circuito de tráfico intenso en plena luz del día durante la hora pico de la tarde. Todos los asesinatos fueron reivindicados por el CJNG. Esto es extraño por dos razones: si bien no es una sorpresa que CJNG vaya tras Los Zetas, Veracruz está muy fuera del territorio nacional del CJNG en Guadalajara y CJNG parece haber llevado a cabo estas operaciones en colaboración con la Federación de Sinaloa. Por lo tanto parece que el CJNG puede haber sido cooptado por Sinaloa, aunque Sinaloa no ha confirmado esto.
Sin embargo, como se discute en las secciones anteriores sobre Sinaloa y La Resistencia, la reestructuración de las afiliaciones tiene sentido y es probable que los vínculos del CJNG con los otros carteles sean cada vez más evidentes en el próximo trimestre.

2 comentarios:

José Luis dijo...

Muy interesante la información, felicidades, saludos

Anónimo dijo...

como consigue la informacion de que en un cartel se estan peleando por el control, informantes dentro de la organizacion o como