lunes, 7 de noviembre de 2011

GRECIA: CAE PAPANDREOU, SUBE EL HAMBRE Y EL DESEMPLEO

El Primer ministro griego se vio obligado a renunciar para tratar la crisis del euro
Por Patrick Martin
7 de noviembre 2011

El primer ministro griego, George Papandreou, accedió a renunciar el domingo y será reemplazado por un gobierno de coalición de unidad nacional que tendrá un mandato de los banqueros y los jefes de Estado europeos para imponer aún más drásticas medidas de austeridad a los trabajadores de Grecia.
Papandreou llevó a cabo lo que un portavoz dijo que era su última reunión de gabinete como líder del partido socialdemócrata PASOK antes de entrar en una prolongada reunión con el presidente Karolos Papoulias y con Antonis Samaras, líder opositor del derechista partido Nueva Democracia.
Las conversaciones se enfrentaban a un doble plazo límite este lunes 7 con la apertura de los mercados financieros en Europa, afectados por enormes ventas masivas la semana pasada por la crisis griega, y a una reunión de ministros de Finanzas de la Unión Europea en Bruselas. Se esperaba que el delegado griego de la reunión, el ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, confirmara la formación de un nuevo gobierno comprometido a llevar a cabo los términos del acuerdo a que llegó la UE el 26 de octubre en una reestructuración de la deuda de Grecia.
Los informes de prensa de Atenas indicaban que más allá de la caída de Papandreou, exigido por Samaras como precio por el apoyo de su partido, no hubo acuerdo sobre la composición del nuevo gobierno. Las conversaciones continuaban este lunes, una vez más presididas por el anciano presidente Papoulias.
El PASOK mantiene una estrecha mayoría en el Parlamento, demostrada en el voto de confianza ganado por 153 a 145 por Papandreu en las primeras horas del sábado. El próximo primer ministro podría ser otro líder del PASOK, lo más probable que sea Venizelos, o un guardián "sin partido", como Loukas Papademos, ex vicepresidente del Banco Central Europeo, el mayor acreedor de Grecia.
El partido Nueva Democracia ha abandonado su postura de oposición a las políticas de austeridad del PASOK, cuyo único objetivo era socavar y finalmente derrocar al gobierno de Papandreu. El partido conservador tiene vínculos estrechos ideológicos con la Democracia Cristiana de Angela Merkel en Alemania y el francés UMP de Nicolas Sarkozy, los dos líderes más activos en la imposición de recortes presupuestarios salvajes en Grecia.
Como parte del acuerdo con el PASOK, la Nueva Democracia ha llegado a un acuerdo para la ratificación de los términos del acuerdo de austeridad con la Unión Europea, una vez que los detalles técnicos finales sean resueltos, en un plazo que termina el 15 de diciembre, fecha en que el Gobierno griego se quedará sin dinero para pagar sus obligaciones como los salarios de los empleados estatales, las pensiones y los intereses sobre los bonos del gobierno.
Papandreou es el tercer líder de gobierno que se convierte este año en víctima de la crisis del euro, pero probablemente no será el último.
En febrero, la coalición del Fianna Fail y los verdes en Irlanda fue arrasada en una elección general, reemplazada por una coalición entre el Fine Gael de derecha y el Partido del Trabajo.
En junio, el Partido Socialista en Portugal fue derrotado en las elecciones generales por los socialdemócratas de derecha.
Se espera que la socialdemocracia gobernante del PSOE en España pierda mucho en las elecciones generales de 20 de noviembre, y el primer ministro José Luis Rodríguez Zapatero, renunció como líder del PSOE mucho antes de la votación ya que anunció que no buscaría la reelección.
En Italia, el gobierno del primer ministro Silvio Berlusconi se enfrenta el martes 8 de noviembre a otro voto de confianza en el parlamento, en un proyecto de presupuesto que se espera que pierda.
Si el gobierno de Berlusconi cae, lo que podría precipitar unas elecciones anticipadas, se completaría una barrida de cinco gobiernos de los llamados PIIGS -Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España- que fueron vistos a principios de este año como los mayores posibles candidatos para la crisis financiera y la quiebra.
Berlusconi se vio obligado a aceptar la supervisión de la economía italiana por el Fondo Monetario Internacional en un intenso debate en el G-20 en Cannes del 3 al 4 de noviembre de 2011. Este esfuerzo para evitar un colapso inmediato de la confianza en los mercados financieros europeos puede precipitar la crisis, ya que cualquier análisis serio de los libros de Italia es probable que encuentre que la crisis financiera es mucho peor de lo que actualmente se admite.
En Grecia, la crisis política toma la forma de una toma de posesión de facto del gobierno de la UE y sus emisarios. El comisionado de la UE de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, dijo a Reuters que las potencias europeas respaldaron el cambio de gobierno en Atenas. "Hemos llamado a un gobierno de unidad nacional y nos mantenemos convencidos de que es el medio eficaz para restablecer la confianza y el cumplimiento de los compromisos", dijo.
Agregó que la propuesta anunciada el pasado lunes por Papandreou para un referéndum popular en Grecia sobre las medidas de austeridad dictadas por la UE y el FMI son "un abuso de confianza por parte de Grecia" que "la conducen fuera de la zona euro". Rehn continuó: "no queremos eso, pero debemos estar preparados para cualquier escenario, incluyendo ese, en aras de salvaguardar la estabilidad financiera y el ahorro del euro".
Papandreou sugirió la propuesta de referéndum para engañar a la Nueva Democracia por un lado y a los sindicatos griegos y sus aliados pseudo-izquierdistas por el otro, para obligarlos a abandonar la oposición que profesaban contra las medidas de austeridad, a las que se opone ferozmente la gran masa del pueblo griego. Después de haber sido llamado a Francia por Sarkozy y Merkel, en vísperas de la cumbre del G20 y ser amenazado con ser expulsados ​​de la zona euro y con un recorte de fondos, Papandreou eliminó la propuesta de referéndum, pero no antes de que la Nueva Democracia acordara respaldar el plan de austeridad de la UE y el FMI.
De acuerdo con algunos informes de la prensa europea, Venizelos cuenta con el respaldo de las principales potencias de la UE, especialmente Alemania, a causa de su papel de echar a pique la convocatoria a referéndum de Papandreou. Después de la reunión de Papandreou con Merkel y Sarkozy, Venizelos salió públicamente en contra del referéndum y fue elogiado ampliamente en los medios de comunicación europeos como consecuencia de ello.
Venizelos es un rival político de largo plazo de Papandreou, que se remonta a su contienda por la dirección del PASOK en 2007, cuando el partido estaba en la oposición. Se desempeñó como ministro de Defensa antes de que Papandreou lo nombrara ministro de Finanzas, este verano, tratando de asegurar el apoyo de todas las facciones del PASOK para acceder a las exigencias de austeridad de la UE.
Esta conexión con los militares plantea muchas preguntas a raíz del despido que hizo Papandreu de todo el personal general de alto rango la semana pasada, mientras al mismo tiempo avanzaba la propuesta de un referéndum. Papandreu sustituyó a los jefes del ejército, la armada, la fuerza aérea y a los jefes de Estado Mayor, que fueron nombrados todos por el anterior gobierno de la Nueva Democracia, pero trabajó con Venizelos como ministro de Defensa.
La purga de los generales de alto rango en medio de una crisis de gobierno a gran escala tenía la apariencia de un esfuerzo preventivo para evitar la intervención militar. Así fue informado ampliamente en los medios de comunicación europeos, pero la prensa estadounidense ha estado prácticamente en silencio al respecto. Esto por sí solo indica que el gobierno de EE.UU. está desempeñando un papel fundamental, pero en gran parte detrás de bambalinas en los acontecimientos griegos, a los que EE.UU. controla a través de las corporaciones de medios que le son leales.
Independientemente del resultado de las maniobras políticas en Atenas, la clase obrera griega ya ha pagado un precio enorme. De acuerdo con un informe de Inter Press Service (IPS), las medidas ya adoptadas han dado a luz a "nuevos pobres" en Atenas, con amplias capas de la población, que una vez estuvieron acostumbradas a un empleo regular y a un nivel de vida adecuado, y que ahora están sumidas en la indigencia.
El informe, publicado el 1 de noviembre, cita la falta de vivienda a gran escala en la capital griega, así como la proliferación de centros de asistencia y estaciones de alimentación familiar en zonas de guerra del tercer mundo, pero que no se ve en la Unión Europea hace muchas décadas.
Esto incluye un centro médico para las personas sin hogar, a cargo de Médicos del Mundo, y una clínica de voluntarios en Perama, un barrio obrero de Atenas, que una vez fuera el hogar de los estibadores y los trabajadores de la construcción naval, la mayoría de los cuales fueron despedidos.
Nikitas Kanakis, de Médicos del Mundo, dijo a IPS: "de los 40 niños que el pediatra examinó hace dos semanas, 23 estaban desnutridos. Hace algunos años pensábamos que este país se había movido más allá del punto donde la falta de alimentos era un problema social importante. Ahora estamos haciendo un llamamiento público para lograr suministros de manera que podamos ofrecer a los necesitados raciones secas y ropa junto con nuestros medicamentos".
El centro de Atenas para las personas sin hogar informó de un aumento del 30% de las personas que buscan comida desde el comienzo de 2011. Junto con las instalaciones de la iglesia y otras agencias, las organizaciones benéficas distribuyen 12.000 comidas al día a los hambrientos sólo en Atenas.
También hay informes de un aumento significativo del consumo de drogas, las enfermedades de transmisión sexual y otros problemas sociales que son la consecuencia directa de la pobreza y el desempleo masivo. Los suicidios se han incrementado hasta en un 40%, de acuerdo con el ministro griego para la salud.

No hay comentarios: