jueves, 31 de mayo de 2012

LOS CABALLEROS TEMPLARIOS ATACAN MULTINACIONALES

Ataques incendiarios contra Corporación Multinacional
http://www.stratfor.com/analysis/mexico-security-memo-arson-attacks-multinational-corporation
30 de mayo de 2012

Los Caballeros Templarios apuntan a Sabritas
Personas presuntamente vinculadas con los Caballeros Templarios provocaron varios incendios el 25 y 26 de mayo en cinco locales pertenecientes a Sabritas, una subsidiaria mexicana de PepsiCo Inc. El primer ataque se dirigió a una planta de distribución en Lázaro Cárdenas, Estado de Michoacán, el 25 de mayo. Luego fueron atacadas cuatro instalaciones de Sabritas el 26 de mayo en Apatzingán y Uruapan, Michoacán, y en Celaya y Salvatierra, Guanajuato. La policía federal detuvo a cuatro personas que presuntamente pertenecían a la Orden del Temple el 27 de mayo en Salvatierra, Guanajuato. Las autoridades dijeron que uno de los detenidos admitió estar implicado en los ataques, que según dijo estaban relacionados con intentos de extorsión. Las autoridades de los Estados dijeron por separado que Sabritas había dejado de pagar un impuesto extorsivo.
Mientras que algunos medios de comunicación informaron que los Caballeros Templarios acusaron a Sabritas de espionaje, es probable que los ataques tuvieran la intención de enviar un mensaje a Sabritas y al público para que cumplieran con las demandas a sus extorsiones. La voluntad de los Caballeros Templarios de atacar una corporación de alto nivel pone de manifiesto su confianza.
Al igual que muchos grupos de delincuencia organizada en México, los Caballeros Templarios operan en células, siendo los líderes de las células responsables de municipios o ciudades específicas. Si bien cada célula puede actuar de forma autónoma, cada líder recibe algún tipo de orientación y deben pagar impuestos a los altos mandos que son responsables de múltiples áreas. Teniendo en cuenta que los ataques se produjeron en varias regiones geográficas, es probable que la coordinación se ejerció en el nivel más alto de la organización.
Los carteles de México con frecuencia buscan a las corporaciones multinacionales (CMN), pero generalmente no lo hacen en esos ataques de alto perfil. Las fuentes indican que las empresas multinacionales habitualmente son víctimas de extorsión y robo de carga, y hemos visto algunos informes de expatriados que han sido secuestrados. Los empleados mexicanos de las multinacionales son tan susceptibles a la extorsión y el secuestro como cualquier otro mexicano. Los delincuentes organizados también roban los materiales de alto valor, como los vehículos de las empresas multinacionales.
Es probable que las autoridades mexicanas aumenten la presión sobre los Caballeros Templarios en respuesta a los ataques de Sabritas, que no puede representar una nueva tendencia, dada la nueva atención de la policía y los militares. Esta presión impedirá las operaciones de la organización, y tal vez disuada la posibilidad de frecuentes ataques de esta magnitud por parte de los Caballeros Templarios o de otros grupos delictivos.

Explosión de vehículos en Nuevo Laredo
Individuos no identificados detonaron un pequeño artefacto explosivo en el interior de un vehículo estacionado en el Hotel Santa Cecilia en Nuevo Laredo, Estado de Tamaulipas, el 24 de mayo. Diez policías del estado de Tamaulipas que se alojaban en el hotel resultaron heridos en el ataque.
El ataque ocurrió un mes después de que el último dispositivo explosivo detonara dentro de un vehículo en Nuevo Laredo. Mientras que algunos medios de comunicación han descripto al ataque más reciente como un atentado con coche bomba, el daño mínimo al hotel indica el uso de un pequeño artefacto explosivo, al parecer, no diseñado para afectar el edificio. Esto indica que los culpables trataron de intimidar a las autoridades en lugar de causar cuantiosos daños.
Debido a que se utilizaron sólo unas cuantas libras de explosivos, el ataque se ajusta a la tendencia de los cárteles mexicanos que limitan la magnitud de sus artefactos explosivos improvisados. Las autoridades todavía no han atribuido el ataque más reciente a una organización en particular. El momento del ataque, que siguió a una serie de incendios provocados, sugiere que está conectado con el reciente conflicto en Nuevo Laredo entre la Federación de Sinaloa y Los Zetas. Sin embargo, según algunos medios de comunicación, autoridades estatales no identificadas señalaron a Los Zetas como los posibles sospechosos, dada la serie de incendios provocados contra activos de Los Zetas en Nuevo Laredo que precedieron al ataque. Dado que la Federación de Sinaloa y sus aliados tienen la percepción de que algunas autoridades en el Estado de Tamaulipas están apoyando a los Zetas, la Federación de Sinaloa tiene interés en atacar el lugar en función de la percepción de las lealtades de los funcionarios de policía que estaban en el interior del hotel.

23 de mayo
• Hombres armados no identificados dispararon y mataron a un hombre y una mujer en distintos incidentes en Culiacán, Estado de Sinaloa. Ambos fueron atacados frente a sus casas.
• Las autoridades mexicanas extraditaron al presunto narcotraficante Sergio Villarreal Barragán a los Estados Unidos. Villarreal Barragán había estado detenido en México desde 2010.
• Personas no identificadas prendieron fuego a dos clubes nocturnos en Nuevo Laredo, Estado de Tamaulipas.

24 de mayo
• Una pelea en una cárcel de Reynosa, Estado de Tamaulipas, dejó tres presos muertos. Según informes no confirmados, se escaparon 85 presos.
• Soldados incautaron un taller utilizado para hacer falsos uniformes militares durante una redada en Piedras Negras, en el Estado de Coahuila.
• Soldados incautaron 93 kilogramos (205 libras) de metanfetamina en el kilómetro 176,5 (109,5 millas) de la carretera Sonoyta-San Luis Río Colorado, en el Estado de Sonora en un remolque de carga que transportaba calabaza y detuvieron al conductor.
• Soldados en Saltillo, Estado de Coahuila, dispararon y mataron a tres presuntos sicarios durante una persecución y tiroteo de 45 minutos.
• Las autoridades estatales arrestaron al jefe de la policía municipal de Villa Corona, Jalisco, y a otros cuatro agentes. Los cinco son sospechosos de participar en dos asesinatos.
• Hombres armados no identificados dispararon y mataron a dos hombres que estaban bebiendo cerveza en un automóvil estacionado en Cadereyta, Estado de Nuevo León.
• Individuos no identificados detonaron un pequeño artefacto explosivo dentro de un vehículo estacionado en las instalaciones del Hotel Santa Cecilia en Nuevo Laredo, Estado de Tamaulipas, hiriendo al menos a 10 policías estatales que se alojaban en el hotel.

25 de mayo
• Soldados dispararon y mataron a un hombre armado sospechoso y detuvieron a otros 15 durante una redada en Río Verde, en el Estado de Michoacán. El ejército secuestró un lanzagranadas y un rifle de calibre .50 durante la redada.
• La policía de Cuernavaca, Estado de Morelos, encontró una cabeza cortada en la parte superior de un auto abandonado. Una pancarta de 2 metros de ancho que cubría al coche identificaba a policías locales supuestamente implicados en actividades delictivas organizadas. La cabeza fue encontrada cerca del edificio donde los marines mataron al líder de la organización de los Beltrán Leyva en diciembre de 2009.
• Varios informes no confirmados de un periódico llamado "El Diario de Sinaloa" sugerían que los marines detuvieron a Ismael "El Mayo" Zambada en el Aguaje, Estado de Sinaloa, cerca de la ciudad de Badiraguato. Los informes, que no fueron confirmados por la Secretaría de la Defensa Nacional u otras ramas del gobierno, surgió por primera vez el 24 de mayo y sugería que Zambada fue detenido junto con 10 otros hombres. Un artículo posterior indicó que se había escapado.
• El ex gobernador del Estado de Baja California Sur, Narciso Agúndez Montaño, fue detenido en Monterrey por supuesta corrupción. Los cargos no están relacionados con el tráfico de drogas.
• Desconocidos mataron a tres hombres no identificados mientras lavaban los coches en Chihuahua, Estado de Chihuahua. Los funcionarios no hicieron ningún anuncio sobre el incidente.
• Presuntos miembros de los Caballeros Templarios lanzaron artefactos incendiarios en un centro de distribución de Sabritas en Lázaro Cárdenas, Michoacán, dañando el edificio y varios vehículos.

26 de mayo
• Las autoridades estatales arrestaron a 19 supuestos miembros de los Zetas en Santa Catarina, Estado de Nuevo León, durante varios operativos.
• Hombres armados en un vehículo abrieron fuego contra las personas que asistían a un baile cerca de una plaza pública en Ciudad Obregón, Sonora, dando como resultado dos muertos y dos heridos.
• Presuntos miembros de los Caballeros Templarios lanzaron artefactos incendiarios a varias instalaciones pertenecientes a Sabritas en Apatzingán y Uruapan, Michoacán, y Celaya y Salvatierra, Guanajuato.

27 de mayo
• Hombres armados abrieron fuego contra la sede municipal de San Cristóbal de la Barranca, Jalisco. Según testigos, unos 40 hombres armados dispararon contra el edificio durante 20 minutos. No se reportaron muertes.
• La policía federal detuvo a cuatro personas sospechosas de pertenecer a los Caballeros Templarios en Salvatierra, en relación con los últimos ataques incendiarios contra las instalaciones de la empresa Sabritas. Según las autoridades, uno de los detenidos se atribuyó la responsabilidad y dijo que los ataques estaban relacionados con extorsión.

28 de mayo
• Las autoridades descubrieron un cuerpo desmembrado almacenada en varios bolsas de plástico en Mazatlán, Sinaloa. Una de las bolsas estuvo marcada con la letra "Z"
• Las autoridades incautaron un laboratorio de drogas en Tancítaro, Michoacán. Alrededor de 200 litros (52.8 galones) de un precursor químico desconocido fueron incautados, pero no se informó de detenciones.
• Hombres armados dispararon y mataron a tres personas que viajaban en un vehículo en Ciudad Juárez, Estado de Chihuahua.