miércoles, 11 de julio de 2012

MAPA DE LOS CARTELES MEXICANOS DE LA DROGA

Situación de los carteles de México, a mediados de 2012
http://www.stratfor.com/image/mexicos-cartel-landscape-mid-2012


Análisis
A lo largo de 2011 los dos carteles mexicanos preeminentes -la Federación de Sinaloa, en el oeste y Los Zetas en el este- poco a poco han puesto bajo su influencia a grupos más pequeños y geográficamente dispersos. A principios de 2012, Sinaloa había empezado a confiar en sus grupos afiliados, en especial en el Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y en el cartel del Golfo, para combatir a sus rivales Los Zetas, mientras que Los Zetas con más frecuencia trabajaban con grupos locales, que tenían el conocimiento y los contactos en sus regiones como para luchar contra la Federación de Sinaloa. Esta tendencia ha continuado en gran parte durante la primera mitad de 2012. En algunos aspectos la polaridad del paisaje criminal de México es un subproducto de la geografía del país, que se presta a distintos corredores de tráfico que se implementan en paralelo a ambos lados del país. Los Zetas controlan principalmente los corredores a lo largo de la costa del Golfo, que se extienden desde la península de Yucatán hasta Nuevo Laredo, el punto comercial fronterizo más activo de entrada a los Estados Unidos. La Federación de Sinaloa controla los corredores a lo largo de la costa del Pacífico que corren desde Ciudad Juárez y luego hacia el oeste a Tijuana, Baja California. El cartel del Golfo, un aliado de Sinaloa, controla el pasillo lateral de Matamoros a Reynosa. Si bien la geografía ayudó a polarizar a los elementos criminales del país, la violencia puede estallar en cualquier lugar. Incluso teniendo el control operacional sobre una determinada plaza o centro de distribución, un cartel aún debe defenderse de los grupos criminales beligerantes. Tal es el caso de Los Zetas y la Federación de Sinaloa. Como los dos grupos continúan compitiendo por estos corredores, el surgimiento de dos grupos afiliados, los Caballeros Templarios y el CJNG, podría añadir una nueva dimensión a este conflicto. Ambos grupos son afiliados de Sinaloa, y ambos llegaron a la fama en 2012. Los Caballeros Templarios parecen haber consolidado su control sobre su organización matriz anterior, La Familia Michoacana. De este modo, han sido capaces de extender su alcance hasta áreas lejanas de su propio territorio, tales como Acapulco. Mientras tanto, el CJNG ha llevado a cabo operaciones en al menos siete Estados, y el grupo también ha demostrado la suficiente capacidad táctica como para mantener una fuerte presencia en Veracruz. A pesar de trabajar con la misma organización, los dos grupos se declararon una guerra territorial entre sí el 16 de febrero. A pesar de que los enfrentamientos entre estos grupos se han mantenido durante los últimos tres meses, no han alterado la dinámica global de control del narcotráfico en México.